Lunes, 14 de Abril de 2008

El sistema operativo Windows XP seguirá vivo

Microsoft ofrece varias fórmulas para seguir con el sistema sustituido por Vista

ANA TUDELA ·14/04/2008 - 22:40h

La nueva responsable de clientes de Windows de Microsoft Ibérica, Verónica Olocco, considera que “todo producto nuevo siempre necesita un periodo de adaptación y especialmente un sistema operativo, que no es como una aplicación”.

Olocco, en declaraciones a Público, justifica así las críticas que ha recibido Windows Vista, el sistema operativo lanzado por Microsoft en enero de 2007 para cliente final, que lleva 100 millones de copias vendidas en todo el mundo y un buen número de detractores a sus espaldas. El deseo de al menos una parte de los consumidores de que el sistema operativo anterior no desaparezca del mercado para potenciar Vista, les ha llevado incluso a crear una página en Internet llamada Save Windows XP. ¿Está muerto ese sistema que ha vendido 800 millones de copias en todo el mundo? No tanto.  

Olocco confirma las informaciones que han ido apareciendo en diferentes blogs y medios en las últimas semanas. Hay diversas fórmulas de conservar e incluso adquirir Windows XP, a pesar del anuncio de Microsoft de que dejará de venderlo a partir del próximo 30 de junio para los fabricantes que incluyen el sistema operativo en sus equipos.  La más clara forma de adquirir XP tras esa fecha es a través de equipos que no soporten ni las versiones más sencillas de Vista.

Son los nuevos dispositivos de bajo coste, como el Eee PC de Asus, que se espera empiece a venderse en España en mayo; o los cuatro modelos de Airis Kira que el fabricante ha anunciado. También el ClassMate de Intel.

“Modelos ultra low cost, con características especiales, que se han empezado a fabricar en la segunda mitad de 2007”. Para esta categoría de ordenadores y fabricantes se mantendrá el XP Home hasta enero de 2009.

Pero si el ordenador no cae dentro de esta tipología, existe la opción de comprar Vista y luego pedir el paso a XP. Aunque lo habitual es que en cuestión de sistemas operativos lo que se habilite es la posibilidad de migrar hacia el nuevo (upgrade), Microsoft ha permitido en este caso el paso contrario (downgrade) a petición de los fabricantes de ordenadores.

“Lo permitimos en las versiones Business y Vista Ultimate”, según comenta Olocco. Que son las más caras de Vista. La reducción de precios anunciada recientemente por Microsoft ayuda algo, pero no mucho. El precio de la versión Business en caja ha quedado en 309 euros y el Ultimate en 329 euros, frente a los 109 euros del Vista Basic. El derecho a pedir la migración al XP Professional desde estos sistemas operativos se mantendrá, anuncia Verónica Olocco, “hasta el 30 de enero de 2009” sin coste adicional.

El usuario que tenga Windows XP podrá además seguir “contando con el Soporte Básico de Microsoft hasta abril de 2009” y, aunque se deje de vender, “en el futuro se podrán continuar viendo actualizaciones de XP” en el mercado.