Lunes, 14 de Abril de 2008

ONG y agricultores reprueban a Espinosa

Pese a situar la lucha contra el cambio climático como una de sus prioridades, la nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino se ha topado con las críticas de los ecologistas, que la comparan con una "raposa cuidando de las gallinas"

MANUEL ANSEDE ·14/04/2008 - 22:04h

Elena Espinosa promete su nuevo cargo en el Palacio de la Zarzuela. EFE

La toma de posesión de la nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, se convirtió ayer en una especie de catarsis del tomatazo. Hace dos semanas, las cinco principales ONG ecologistas de España pidieron a Zapatero la creación de un superministerio de Medio Ambiente, con mayores recursos y competencias más amplias, para enfrentarse a los desafíos ambientales de España. En su lugar, el presidente del Gobierno ha creado un ministerio con doble personalidad -resultado de la fusión de Agricultura, Pesca y Alimentación con Medio Ambiente- que ha decepcionado a la sociedad civil y al propio medio rural.

El director de Greenpeace, Juan López de Uralde, comparó ayer a Espinosa con una "raposa al cuidado de las gallinas" y afirmó que el adiós de la anterior ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, supone "eliminar de facto" la voz del medio ambiente en el Consejo de Ministros.

La organización WWF/Adena ha expresado, a través de su secretario general, Juan Carlos del Olmo, su "profunda preocupación" ante la decisión de Zapatero. Para la ONG, la amalgama de competencias debilitará la defensa del medio ambiente, al supeditarlo a la actividad productiva de la agricultura y la pesca.

Los agricultores también han mostrado su rechazo al nuevo ministerio. El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, Lorenzo Ramos, lo considera "un error", al igual que el presidente de la Confederación de Cooperativas Agrarias de España, José Joaquín Pérez, para quien el cambio de nombre "no es un buen síntoma".

Ayer, en su toma de posesión -flanqueada por Solbes y Fernández de la Vega-, Espinosa comenzó la reconquista del terreno ganado por Cristina Narbona en cuatro años, volatilizado en sólo unos días. "Los objetivos son claros. España pretende combatir en primera línea los efectos del cambio climático", proclamó.