Lunes, 14 de Abril de 2008

Sebastián dice que trabajará "bajo la coordinación" de Solbes

Reconoce que el momento económico «no es el mejor, pero tampoco es, ni va a ser, muy malo»

·14/04/2008 - 22:01h

La expectación era máxima. Tras las palabras de Pedro Solbes el día anterior ("El vicepresidente soy yo" en una aclaración que, por evidente, dejó mucho en evidencia), la toma de posesión de Miguel Sebastián como ministro de Industria, Turismo y Comercio tenía casi tanto morbo como la de Carme Chacón pasando revista a las tropas como ministra de Defensa.
Pero Sebastián no quiso dar pie a la polémica y nada más comenzar su discurso expresó su gratitud en orden jerárquico: a Zapatero por nombrarle, y "al vicepresidente del Gobierno por dejarme formar parte de su equipo". Y, por si no había quedado claro, volvió a insistir: "Me gusta trabajar en equipo y estoy deseando hacerlo, por supuesto bajo la coordinación del vicepresidente". El destinatario principal de su discurso escuchaba con gesto serio, en el que apenas se esbozó una media sonrisa de compromiso cuando Sebastián cerró su intervención con una broma diciendo que tenían que ahorrar y, por eso, no habría copa de celebración.

"Al ministro de Hacienda le ha gustado la noticia", dijo Sebastián. Bromas aparte, el nuevo ministro de Industria se refirió a la situación económica y señaló que aunque "no es el mejor momento, tampoco es, ni va a ser, muy malo".

Le escuchaban los presidentes de la mitad de las sociedades cotizadas y, destacando entre ellos, todos los de las empresas del sector energético, en el que se prevén importantes cambios. Precisamente la reordenación del sector energético será una de las líneas de actuación más importantes del Ministerio de Industria.

No obstante, Sebastián citó como ejes de su política la competitividad, la reducción del déficit comercial incrementando las exportaciones, el fortalecimiento de la industria, la seguridad y calidad del suministro energético y el turismo de calidad. Precisamente, en la nueva estructura del Ministerio, Turismo se convierte en una secretaría de Estado separada de la de Comercio, mientras se mantiene la de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Joan Mesquida (hasta ahora director general de la Policía y la Guardia Civil) será el nuevo secretario de Estado de Turismo.No faltó emoción en la toma de posesión de Sebastián, que terminó haciendo una mención especial a su padre -que fue técnico comercial del Estado- y a su hermano Alberto Sebastián, que también trabajó en el Ministerio de Industria.