Lunes, 14 de Abril de 2008

Las constructoras piden más gasto en carreteras

Las empresas defienden que se crea más empleo con el mantenimiento de las vías

SUSANA R. ARENES ·14/04/2008 - 21:41h

Obras de conservación en una carretera. EFE

Los empresarios de la construcción han recibido encantados la confirmación de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Defectos y faltas cayeron ayer en el olvido y los constructores consultados sólo tuvieron elogios para la controvertida titular de Fomento. Ahora, el sector confía en que dé rápida respuesta a sus peticiones en un momento en el que la obra pública se presenta como el remedio contra el parón inmobiliario. Piden más obras de conservación de carreteras porque defienden que se crea más empleo que en infraestructuras nuevas al ser adjudicaciones a largo plazo.

Las constructoras también reclaman a Fomento que se retrase a enero la ley de contratos públicos para no bloquear la licitación, además de más inversión privada pero que "no reduzca los fondos públicos", matiza el gerente de la patronal Aerco, José María Izard. La construcción ha transmitido sus peticiones a Fomento antes de las elecciones y también al vicepresidente económico, Pedro Solbes, según fuentes del sector.

Para este año, Álvarez prevé obras de conservación por 1.154 millones, el 1,8% del valor de las carreteras estatales. Pero las constructoras demandan que se llegue al 2,5% (1.600 millones), que es el compromiso del plan estratégico de transporte, PEIT. "El ministerio ya inició esta tendencia y sería positivo que lo reforzase", señaló Juan Francisco Lazcano, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

Sando: receta "casi imposible"

Lazcano justifica la prórroga de la ley de contratos públicos para que no se frenen los concursos, ya que las administraciones deberán adaptar los pliegos tipo de licitación y añade: "hay que tener en cuenta que dos tercios de la obra pública procede de ayuntamientos y autonomías".

Compensar con obra civil el parón residencial "es casi imposible", dijo ayer Luis Sánchez Manzano, vicepresidente de Sando, undécima constructora del país. En su opinión, sólo los incentivos fiscales para comprar vivienda servirán. Sando ganó un 61% menos, 44 millones, por la crisis inmobiliaria.