Lunes, 14 de Abril de 2008

Greenpeace pide la paralización cautelar de la central nuclear de Ascó

El pasado mes de noviembre hubo un escape y la central mintió sobre su importancia. La organización ecologista pide que también se paralice Vandellòs II.

EFE ·14/04/2008 - 21:10h

El portavoz de Ecologistas en Acción, Jaume Morrón, y la portavoz de Greenpeace en Cataluña, Ana Rosa Martínez, durante la rueda de prensa que han ofrecido hoy para valorar el suceso ocurrido en Ascó. EFE

La organización ecologista Greenpeace reclamó la "paralización cautelar" de la central nuclear de Ascó después de que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) recalificase hoy el suceso ocurrido en la planta el pasado 28 de noviembre y elevase el nivel del mismo hasta el 2 (incidente).

"El CSN empieza ya a reconocer que minimizó la importancia del accidente de la central nuclear de Ascó que produjo la liberación al medio ambiente de partículas de material radiactivo (cobalto-60 y otros)", afirma Greenpeace en un comunicado.

Ante la "operación irresponsable" por parte de Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II (ANAV)", Greenpeace exige al CSN y al Gobierno que "retire la licencia de explotación" al titular de la planta y "suspenda cautelarmente la actividad" no sólo de los grupos I y II de Ascó, sino también de Vandellòs II.

Los ecologistas recuerdan que ya advirtieron de que el primer análisis del CSN sobre la fuga radiactiva de Ascó del pasado mes de noviembre era un "documento simplista y falto de rigor en sus cálculos sobre la radiactividad liberada"

"Además, no aportaba explicaciones convincentes sobre la causa del escape de radiactividad al exterior de la central", añade el comunicado.

Con la recalificación a nivel 2 en la escala internacional INES del suceso, el CSN, según Greenpeace, "reconoce que el nivel de radiactividad es mayor de lo inicialmente estimado" y que el titular de la central "ocultó información deliberadamente al Consejo y a la opinión pública".

El grupo ecologista recuerda que en 2005 tuvo lugar "otro grave suceso en la central Vandellós II", que supuso un nivel 2 en la escala internacional INES.

Ese suceso, que fue calificado por el CSN como "el más grave después del accidente de Vandellós-1" en 1989, "fue ocultado por ANAV durante meses", subraya la nota.

Noticias Relacionadas