Lunes, 14 de Abril de 2008

Caja Madrid imita a La Caixa y saca a bolsa su corporación

VIRGINIA ZAFRA ·14/04/2008 - 19:41h

Las cajas de ahorro quieren salir al exterior y el Banco de España apoya esta pretensión, pero para permitírselo les exige que se expongan al control de los mercados, es decir, que coticen en bolsa o emitan cuotas participativas, que son similares a las acciones pero sin derechos políticos.

Caja Madrid ha encontrado en Miami (Estados Unidos) una oportunidad que se adecúa a sus planes de expansión internacional y ha decidido ir a por ella. Comprará el 83% de City National Bank of Florida –con 19 sucursales y 2.761 millones de dólares en activos– por 927 millones de dólares (cerca de 600 millones de euros al cambio de ayer) e iniciará a partir de ahí su expansión “prudente” por el resto del Estado de Florida, especialmente en Tampa, Orlando y Jacksonville.

Para llevar a cabo esta adquisición, que pagará en efectivo y que espera ejecutar antes de que acabe el año, Caja Madrid cumplirá los requerimientos del Banco de España, como ya hizo previamente La Caixa: sacará a cotizar a bolsa su corporación financiera.

La intención, según lo debatido ayer en el Consejo de Administración, es hacer una colocación pública de en torno al 30% del capital. A los precios actuales, se calcula que la corporación está valorada en unos 2.500 millones, con lo que la operación le reportaría a la caja unos ingresos de unos 750 millones. Poco dinero en comparación con los 17.500 millones que valía Criteria.

A diferencia de la caja catalana, Caja Madrid sólo incluirá en el hólding sus participaciones financieras, es decir, City National Bank of Florida (cuando se concrete su compra), Hipotecaria Su Casita (México), Altae, el 15% de Mapfre, Gesmadrid, Caja Madrid Bolsa, Caja Madrid Pensiones y Tasamadrid. No formarán parte de este paquete el 23% de Iberia, el 14,83% de Indra, ni el 10% de NH Hoteles.

Queda por ver qué ocurrirá con el 27,65% de Realia (actualmente integrado en la corporación) y con sus participaciones en infraestructuras, como las radiales de Madrid.

Aunque ya se ha tomado la decisión de salir a bolsa y el Banco de España ha dado su visto bueno, en Caja Madrid no hay prisa. La operación no se hará hasta final de año como mínimo y siempre dependiendo de cómo estén los mercados. Si no se dan las circunstancias apropiadas, se aplazará hasta 2009, aseguran fuentes cercanas al Consejo.

Tras la adquisición del banco americano, centrado sobre todo en el negocio con empresas, Caja Madrid seguirá mirando otras oportunidades. No en vano, dispone de más de 4.000 millones procedentes de la venta de sus acciones de Endesa. Su mayor interés está en los países de Europa Central y del Este, donde acaba de abrir una oficina en Viena, con el objetivo de captar 1.500 millones en cuatro años y 120 grandes empresas.

Al calor de las infraestructuras

Caja Madrid se une, en su desembarco en Florida, a otros rivales como BBVA, Santander, Banco Popular o la CAM, que ya tienen presencia allí. Uno de los atractivos de este estado es su decidido impulso a las concesiones de autopistas (la gestión es privada), tal como se hace en España desde hace cuatro décadas. Las grandes constructoras (ACS, Ferrovial, FCC, Acciona, Sacyr y OHL) pugnan por construir varias vías y necesitarán financiación. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad