Lunes, 14 de Abril de 2008

Corbacho prioriza el "diálogo social"

El ministro de Trabajo espera una “complicidad sincera”

AINHOA LARREA ·14/04/2008 - 19:26h

Dice que viene “de los barrios”, con intención de aprender. Ayer tomó posesión del cargo, y dejó clara su vocación aperturista: “El diálogo social estará presente desde las primeras horas de mi mandato”, sentenció.

Para el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, los problemas son “retos” que hay que gobernar “con ánimo”, pero “nadie puede hacerlo solo”. Aunque los hechos se encargarán de confirmar (o no) sus palabras, en su presentación no le faltó compañía: le arroparon el vicepresidente, Pedro Solbes, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, los líderes de CCOO y UGT, el secretario general de CEOE, Juan Jiménez Aguilar, y los responsables de UPTA y ATA, entre otros.

Serio y comprometido, el ya ex alcalde de L’Hospitalet de Llobregat también elogió a su antecesor. “Amigo Jesús, tu experiencia y mi reto de futuro tendrán que buscar un punto de unión”, señaló, poniendo de manifiesto que gracias a la labor de Caldera “España figura a la cabeza en la protección de derechos constitucionales” como el empleo o la Seguridad Social. Caldera, por su parte, se ofreció a ser el “primer cooperador” del nuevo ministro, y se mostró convencido de que mejorará su gestión.

Corbacho, que el sábado habló con los dirigentes sindicales y empresariales, tiene previsto organizar una reunión con los agentes sociales, de los que espera “complicidad”, pero todavía no han concretado nada. Lo que sí tiene fecha es u encuentro con los consejeros de Trabajo de las comunidades autónomas: será el próximo miércoles, y les presentará un plan extraordinario con el que hacer frente a la desaceleración económica.