Lunes, 14 de Abril de 2008

Corbacho dice que pondrá "mucho ánimo y fuerza" porque no le preocupan los retos

EFE ·14/04/2008 - 16:28h

EFE - El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, durante su intervención hoy en el acto en el que tomó posesión del cargo.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha asegurado hoy que afrontará esta nueva etapa política "con ánimo y fuerza" y que no le preocupan los retos porque "he tenido muchos en la vida".

En declaraciones a los medios, tras tomar posesión de su cargo, Celestino Corbacho ha anunciado que esta misma semana se reunirá con su nuevo equipo y los altos cargos del Departamento para conocer las "estructuras funcionales del Ministerio y comenzar a abordar" el fenómeno de la inmigración.

Por su parte, el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha asegurado que Corbacho es una persona "muy capaz" que "va a mejorar mi gestión".

Preguntado por la inmigración, Caldera ha explicado que cuando tomó las riendas del Ministerio en 2004, "este fenómeno, que es muy complejo, estaba muy descontrolado".

En ese momento, "abordamos la inmigración con una visión humanitaria, de orden y control de la legalidad, suscribiendo convenios de repatriación con los países de origen y ligándola al mercado laboral", un legado que permitirá que la inmigración se aborde ahora "sin que haya problemas de convivencia".

No obstante, Caldera ha reconocido que esta legislatura es diferente porque "si hay un momento de desaceleración económica es lógico que haya menos espacio para la contratación en origen y por eso el nuevo ministro dice que los inmigrantes tienen que venir con contrato de trabajo, por supuesto que sí", ha defendido.

Según Caldera, "seguramente" los inmigrantes seguirán siendo necesarios, aunque quizá "en menor medida" porque "tienen que estar relacionados con el mercado laboral y con todos sus derechos cubiertos y esa política es la que hay que seguir desarrollando junto a la integración social que es vital para que no haya problemas de convivencia".

Caldera ha recordado que Corbacho procede de un ayuntamiento con muchos inmigrantes y, por lo tanto, "es una persona muy adecuada para gestionar el fenómeno en estos momentos".

En opinión de Caldera, el nuevo ministro seguirá aplicando el modelo actual de inmigración, aunque tendrá que analizar el mercado de trabajo para ver "qué necesidades tenemos y qué tenemos que adquirir fuera".