Lunes, 14 de Abril de 2008

"8 Citas", las etapas del amor y sus tópicos, en clave de humor

EFE ·14/04/2008 - 17:16h

EFE - Los protagonistas y los directores, Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen, de la película "8 citas", durante la presentación de esta comedia romántica hoy en Madrid.

Dos jóvenes cineastas, Rodrigo Sorogoyen y Peris Romano, procedentes del campo del corto, han elegido para su debut en el largo con "8 Citas", narrar las etapas que atraviesa un relación amorosa, con todos los tópicos que traen consigo, desde la clave de un humor con sabor a verdad y, en ocasiones, a desparramo.

Presentada en la última edición del Festival de Málaga, donde fue bien acogida, aunque no llegó a figurar en el palmarés, "8 Citas", que se estrena el viernes, reúne a un extenso reparto de la joven generación de actores españoles que despuntan.

A nombres como Fernando Tejero, Raúl Arévalo, Jordi Vilches, Verónica Echegui, o Arturo Valls; algunos procedentes de la cantera televisiva y otros con experiencia cinematográfica; se suman actores consagrados como Adriana Ozores, Miguel Angel Solá, Belén Rueda o José Luis García Pérez.

Peris y Rodrigo ya habían realizado trabajos en común, aunque cada uno de ellos posee también experiencia propia en campos diversos, desde la comedia televisiva hasta, por ejemplo, reportajes deportivos.

La empatía entre ambos cineastas les llevó a decidirse por escribir juntos el guión de "8 Citas", que, en un principio iba a seguir la historia de una única pareja a lo largo de esas etapas claves; para luego trastocarlo en una trama coral donde son varias las parejas a las que el filme sigue la pista y que sólo coincidirán brevemente en una escena final que los relaciona.

Otros filmes europeos recientes como "Manuale d'amore", del italiano Giovanni Veronesi; o "5x2", del cineasta francés Francois Ozon; ya habían adoptado con mayor o menor éxito, el seguimiento de las etapas del amor, en distintos registros, desde la comedia al drama.

La idea original de "8 Citas" nació antes del estreno de "Manuale d'amore" y los autores no quisieron ver el filme para no sentirse coaccionados y evitar las comparaciones.

"Siempre quisimos hacer una comedia honesta, con un humor que surgiera de personajes, muy de verdad, y escapar de un tono muy subido", explica Peris; mientras Rodrigo añade: "Se trataba de pasar por los estados de una relación amorosa que todos hemos vivido y por tanto conocemos de cerca y nos toca. Porque el amor es alegría, sufrimiento, lágrimas, momentos vibrantes y otros duros".

Elegir este amplio reparto fue algo que partió de las amistades de los directores con algunos actores, a lo que se sumó el impulso de la productora, que les amplió los registros.

Pero, como recordó hoy parte del equipo artístico del filme, en la presentación a los medios, la amistad no se interpuso en la profesionalidad, de ahí que todos tuvieron que someterse a pruebas de casting.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad