Lunes, 14 de Abril de 2008

Cuatro extranjeros mueren en un ataque en una ciudad central de Somalia

EFE ·14/04/2008 - 14:36h

EFE - Somalíes miran los cuerpos de miembros de una familia muerta en un ataque con morteros durante los enfrentamientos que se registraron en diciembre pasado en Mogadiscio, Somalia.

Por lo menos cinco personas, cuatro de ellas extranjeras, murieron anoche en dos incidentes en Somalia, cuando militantes islámicos ocuparon la ciudad central de Baladweyne, informaron hoy a Efe fuentes oficiales y testigos.

Según las fuentes, dos kenianos y un británico murieron en uno de los incidentes, mientras que un canadiense falleció en otro.

Sheikh Mukhat Robow Ali, portavoz del principal grupo de milicianos islámicos, Alshabab, confirmó a Efe que sus fuerzas habían capturado la ciudad, pero dijo desconocer quién había matado a los extranjeros.

"Los muyahidines tomaron control de la ciudad de Baladweyne. Sé que tres extranjeros murieron, pero no sé quién lo hizo, y Alshabab no es responsable de esas muertes", agregó el portavoz, conocido como Abu Mansoor, en declaraciones telefónicas desde un lugar no especificado.

Un vecino de Baladweyne que pidió mantenerse en el anonimato dijo a Efe que los milicianos de Alshabab tomaron control brevemente de la ciudad anoche y rodearon la casa del gobernador y una escuela inglesa.

"Fueron ellos los que mataron al británico, a los kenianos y al director de la escuela, de nacionalidad somalí", agregó.

Otras fuentes señalaron que, en otro incidente separado, una persona con pasaporte canadiense murió por los disparos que estallaron en la localidad.

La escuela fue quemada después del ataque, así como la residencia del gobernador.

Los vecinos consultados telefónicamente dijeron que los milicianos islámicos no encontraron ninguna resistencia.

El gobernador, Yusuf Badageed, junto con un pequeño grupo de soldados abandonaron la ciudad al comenzar el ataque miliciano, y el resto de las fuerzas gubernamentales se quitaron el uniforme y se confundieron entre la población civil, dijeron las fuentes.

La operación se produjo un día después de que fuerzas etíopes que se encontraban en Baladweyne abandonaran la ciudad, donde estaban desde diciembre del 2006.

Etiopía lanzó a fines del 2006 una ofensiva por tierra y por aire para desalojar de sus posiciones a los milicianos de los Tribunales Islámicos, que habían llegado a controlar Mogadiscio y amplios sectores del centro y sur del país.

Desde 1991, Somalia vive sin que un Gobierno central haya logrado imponer su autoridad en todo el país, a merced de las luchas entre los distintos clanes y, desde comienzos del 2006, a causa de la expansión armada de los tribunales islámicos.

Por otra parte, informes de emisoras locales dieron cuenta de la muerte de cuatro personas en la población sureña de Marka al estallar una granada en un cine de la localidad. Además hubo dieciséis heridos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad