Domingo, 13 de Abril de 2008

España arrasa a Alemania y ahora prepara la visita en semifinales de EE.UU.

EFE ·13/04/2008 - 18:34h

EFE - El tenista español Fernando Verdasco devuelve la pelota al alemán Michael Berrer durante su partido de cuartos de final de la Copa Davis de tenis en el AWD Dome de Bremen, Alemania.

El triunfo de Estados Unidos ante Francia en los cuartos de final de la Copa Davis permitió que por segundo año consecutivo se de el duelo hispano-americano en esta competición.

Las confrontaciones entre España y Estados Unidos comienzan ya a ser un clásico en la Copa Davis, y el equipo de las barras y las estrellas tiene una ventaja de 5-3 en los enfrentamientos.

Sin embargo, el cuadro español, que esta vez jugará como local, contará con la ventaja de poder elegir superficie, en definitiva que la semifinal entre España y Estados Unidos se disputará sobre tierra batida, la aliada tradicional de la "Armada".

Estados Unidos y España comenzaron sus duelos particulares en 1965. España arrancó la victoria en el Real Club de Barcelona y sobre la rojiza superficie por 4-1.

Los héroes de la eliminatoria fueron Manolo Santana y Juan Gisbert, que lideraron a un equipo que tuvo que esperar hasta el 2000 para repetir victoria ante Estados Unidos.

Fue en 2000 cuando España se reencontró con la victoria. También con el mayor de los McEnroe en el equipo estadounidense, aunque en esa ocasión como capitán

Juan Carlos Ferrero, Alex Corretja y Albert Costa vapulearon a un equipo compuesto por Todd Martín, Jan-Michael Gambill y Vincent Spadea.

Una derrota que iba a dejar a McEnroe sin más ganas de dirigir al equipo nacional de su país para dejarle el puesto a su hermano menor Patrick.

Mientras, ese mismo año, el equipo español lo aprovechó para hacerse con la primera de las dos Davis que tiene en su palmarés después de ganar en Barcelona al equipo de Australia con Lleyton Hewit.

En 2002 Estados Unidos devolvió la moneda sobre hierba. De poco sirvió en Houston la histórica victoria de Corretja ante Pete Sampras, el resultado también concluyente fue de 4-1, para un equipo en el que ya se encontraba una de sus principales bazas actuales: Andy Roddick.

Pero España se vengó de nuevo cuando en el 2004 recibió al equipo americano en el Estadio de la Cartuja de Sevilla para enfrentarse por primera vez en una gran final de la Ensaladera que ganó la "Armada" con Rafael Nadal a la cabeza.

Estados Unidos esperó al 2007 para hacer lo propio con España en Winston-Salem, donde sobre una pista sintética rápida ganaron la eliminatoria de cuartos de final por 4-1 para seguir su marcha triunfal y conseguir el título número 33 de su historia, el primero desde 1995.