Domingo, 13 de Abril de 2008

El Gobierno prepara una inyección de 10.000 millones para frenar la crisis

Así lo ha anunciado el ministro de Economía Pedro Solbes. La medida será aprobada el próximo viernes en el consejo de ministros e incluirá la rebaja tributaria de 400 euros que prometió Zapatero en la campaña electoral

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·13/04/2008 - 17:39h

El Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes una inyección de 10.000 millones de euros para paliar un desaceleración económica cada vez más latente. Así lo ha anunciado hoy el vicepresidente segundo y primer Ministro de Economía Pedro Solbes, durante una rueda de prensa en el Banco Mundial, tras la reunión a la que asistía en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Solbes ha asegurado que en ese plan del nuevo Gobierno se incluye la rebaja tributaria de 400 euros para los contribuyentes, y que fue una de las banderas de la campaña electoral del PSOE. Esa medida costará al erario público 6.000 millones de euros.

Además, el Gobierno inyectará otros 4.000 millones en la economía con medidas para facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas, y con avales para los bancos que extienden créditos para la compra de viviendas de protección oficial, entre otras acciones. Solbes dijo que España se puede permitir ese gasto gracias a que la reducción de la deuda pública de los últimos años da margen de maniobra al Gobierno para estimular la economía en tiempos de debilidad.

Según fuentes del Ministerio, esa deducción se hará efectiva en las nóminas del mes de julio, cuandolos contribuyentes recibirán 200 euros correspondientes a la cotización en los primeros seis meses del año.

El propio Solbes ya había anunciado que esta medida se aprobaría en el mes de abril. 


Crecimiento de la economía 

Por otra parte, el titular de Economía aseguró que el crecimiento de España este año no será tan bajo como el 1,8 por ciento que ha predicho el FMI. Con un rotundo "Yo creo que no", Solbes dijo que "nada va a afectar la solvencia y solidez de las instituciones españolas" e insistió en que el Gobierno tampoco meterá la mano en el mercado de la vivienda: "el Gobierno no va a intervenir nunca para mantener el precio de la vivienda. Una exención fiscal generalizada no serviría absolutamente para nada, sino que elevaría los precios" de las casas.

Los cambios que están por llegar

José Luis Rodríguez Zapatero, durante su discurso para pedir el apoyo del Congreso antes de la investidura, anunció que la próxima semana empezarían a tomar medidas urgentes en el panorama económico.  Junto con los 400 euros,  Zapatero se comprometió a adelantar las devoluciones del IVA a las empresas y a poner en práctica medidas concretas para el sector de la construcción. Éstas se debatirán en una Conferencia sectorial de vivienda que, pese a no tener fecha concreta, se organizará de manera "inmediata", según el presidente.

Otras cuestiones urgentes son aplicar una reducción a la carga fiscal de la rehabilitación de vivienda, la acelerará la licitación de obra pública, la promocinón de la rehabilitación de edificios y el aumento de su eficiencia energética y un plan especial de recolocación de parados del sector, reforzando la cobertura de desempleo para los que se encuentren en situación de más necesidad.

Noticias Relacionadas