Domingo, 13 de Abril de 2008

Perasovic reconoce que "la situación es complicada, pero aún quedan cuatro partidos"

EFE ·13/04/2008 - 17:25h

EFE - El base del Kalise Gran Canaria, Mario Fernández (i), lucha por el rebote con el alero estadounidense del MMT Estudiantes, Larry Lewis (d), durante el partido correspondiente a la 30ª jornada de liga ACB celebrado hoy en el Centro Insular de Deportes de Las Palmas Gran Canaria.

El entrenador del MMT Estudiantes, Velimir Perasovic, tras perder con el Kalise Gran Canaria por 74-61 y los resultados registrados en la trigésima ronda de la Liga ACB, aseguró que la situación del conjunto colegial es "complicada y cruda", pero subrayó que "aún quedan cuatro partidos y vamos a sacar lo mejor" para conseguir la permanencia.

"Empezamos mal y los quince puntos abajo al descanso fueron mucha diferencia. Luego tuvimos buenos momentos y pudimos ponernos dos veces por delante, pero siempre estuvimos atrás y cuando eso ocurre, no se merece ganar", destacó.

Perasovic se quejó de las lagunas ofensivas de sus pupilos -"no encontramos posiciones de lanzamiento"- y se lamentó de "las prisas y pérdidas de balón, que permitieron ataques fáciles al Gran Canaria".

"La ansiedad no nos dejó atacar, aunque también nuestro rival presionó bien. Eso provocó que nuestro porcentaje y juego de ataque no fuese muy fluido en el último cuarto", concluyó.

Por su parte, Salva Maldonado, entrenador del Kalise Gran Canaria, lamentó la pérdida de concentración de sus jugadores cuando dominaban por 18 puntos -"no conseguimos anotar tiros cómodos y perdimos una ventaja importante"-, y se congratuló por su reacción en el cuarto final -"el equipo respondió muy bien"-.

Maldonado reconoció que "quizás" debió pedir antes su tiempo muerto en el tercer cuarto: "Sólo se tiene uno, y si se pide pronto, luego lo puedes lamentar. He tenido dudas y, visto después el parcial, quizás lo solicité algo tarde".

El preparador barcelonés aseguró que en el último cuarto "una buena defensa y varios triples finales nos dieron el partido, que nunca es sencillo cuando el rival viene de atrás con fuerza".