Domingo, 13 de Abril de 2008

Bibiana Aído subraya que "no podemos permitir" que nacer hombre o mujer determine el destino

EFE ·13/04/2008 - 16:58h

EFE - La nueva ministra de Igualdad, Bibiana Aido, durante su comparecencia ante los medios de comunicación en la sede del PSOE de Cádiz, antes de tomar posesión del cargo el próximo lunes.

La nueva ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha dejado claro en su primera comparecencia pública que va a "trabajar sin descanso" para conseguir que España sea un país más paritario ya que no se puede tolerar que el hecho de nacer hombre o mujer "determine" el destino de las personas.

En una rueda de prensa en Cádiz, la ministra más joven de la democracia ha destacado que uno de los principales objetivos de su departamento será la lucha contra la violencia de género, a la que ha definido como "una de las principales lacras que tienen este país".

En ese sentido Aído ha dicho que no se puede permitir que muera cada semana una mujer por la violencia machista, y ha subrayado que frente a esta situación, hay que luchar para que caiga todo el peso de la ley sobre los que "levantan la mano a una mujer".

A este respecto, ha manifestado que es necesario que la sociedad tome conciencia sobre este asunto, y ha recordado las palabras del presidente José Luis Rodríguez Zapatero durante su discurso de investidura, quien subrayó que "el cobarde que sea capaz de levantar la mano a una mujer, tiene que tener claro que no tiene enfrente a un ser desprotegido, sino a 44 millones de personas dispuestas a plantarles cara".

La ministra ha destacado que desde su departamento se va a trabajar para desarrollar la Ley de Igualdad ente hombre y mujeres, así como fomentar la creación de empleo entre las mujeres y la equiparación salarial, e incrementar las oportunidades de los jóvenes.

Aído ha ensalzado las virtudes de la nueva cartera ya que "la igualdad es uno de los valores más nobles de la democracia", y "no hay nada mas digno que trabajar por la igualdad y por acabar con la dominación por las personas".

Llegados a este punto, la nueva ministra ha aclarado que la igualdad no es un asunto exclusivo de las mujeres, y ha dicho que hay que velar por que cada día todas las personas sean un poco más iguales en un país "más libre y democrático".