Domingo, 13 de Abril de 2008

El presidente de Kenia anuncia la formación de un nuevo gobierno de coalición

Kibaki confirmó a su principal rival, Raila Odinga, en el cargo de primer ministro. El ejecutivo que espera poner fin a la crisis y la violencia en este país africano contará con cerca de 40 ministros

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·13/04/2008 - 16:05h

Imagen de archivo de Kibaki y Odinga.

Mwai Kibaki, presidente de Kenia, ha nombrado un Gobierno de coalición con el que espera poner fin a la crisis desatada tras las elecciones de diciembre que ha dejado más de 1.500 muertos, cientos de miles de desplazados y ha provocado una dura crisis económica. "Estoy aquí para anunciar el gabinete de coalición", dijo Kibaki antes de confirmar que el nuevo primer ministro será Raila Odinga, líder del Movimiento Democrático Naranja (ODM), principal partido de la oposición.

Según los primeros datos, Amos Kimunya se mantendrá como ministro de Economía en el nuevo gabinete, según ha anunciaro el presidente Kibaki.

Kibaki y Odinga se reunieron durante ocho horas en un hotel para ultimar el dibujo del nuevo gobierno. El portavoz del ODM, Salim Lone, dijo que se había alcanzado un acuerdo. "Será un Ejecutivo de 40 ministros", dijo Lone, "y será anunciado el domingo". Era la primera vez que el presidente y el jefe de filas del movimiento naranja se veían las caras desde el pasado lunes, cuando fracasaron en su intento de configurar un gabinete que dejara satisfechos a todos.

El doble de muchos 

El número de carteras fue entonces muy criticado por amplios sectores de la sociedad keniana y la diplomacia extranjera, que consideraban excesivo la cantidad de ministros.

Odinga explicó el jueves en presencia del embajador estadounidense en Kenia, Michael Ranneberger, que su formación se inclinaba hacia un "Gobierno con 20 ministros, quizá menos". Sin embargo, el número será duplicado y se desconoce quiénes serán los elegidos y qué ministerios ocupará el ODM. Por el momento no se ha filtrado información alguna al respecto.

El acuerdo pone punto final a la crisis que vive el país desde las elecciones generales de Gobierno pasado 27 de diciembre, que otorgaron la victoria a Kibaki pero que fueron denunciados como fraudulentos por la oposición y puestos en entredicho por la comunidad internacional. Una ola de violencia se extendió por todo el país, especialmente en la región del oeste, bastión del ODM. Más de 1.500 personas murieron y otras 400.000 fueron desplazadas de sus lugares de origen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad