Sábado, 12 de Abril de 2008

Obama admite que se equivocó en una declaraciones que sus rivales califican de clasistas

EFE ·12/04/2008 - 19:19h

EFE - El senador estadounidense y aspirante a la candidatura demócrata a la Casa Blanca, Barak Obama, cuyo gabinete acaba de lanzar una página web en hebreo para atraer el voto judío.

El aspirante demócrata a la presidencia de EE.UU. Barack Obama se disculpó hoy por unas declaraciones sobre la situación en las ciudades pequeñas que sus rivales han calificado como clasistas.

El revuelo sobre esas declaraciones se produce a solo diez días de las primarias demócratas en Pensilvania, donde Obama se encuentra por detrás de su rival Hillary Clinton en las encuestas.

En una entrevista con el diario Winston-Salem Journal, el senador afirmó hoy que "si me expresé de manera que ofendí a alguien, lo lamento profundamente".

Sí que puntualizó que "la verdad que late en lo que dije se mantiene, y es simplemente que la gente que ha visto perjudicado su modo de vida por problemas económicos se siente frustrada y tiene razones para ello".

Obama aludía a unas declaraciones en una reunión privada con donantes en San Francisco la semana pasada, en las que se refirió a la "amargura" en pueblos de Pensilvania donde se han ido perdiendo puestos de trabajo con los años.

"Uno va a esos pequeños pueblos de Pensilvania y, como en otros pequeños pueblos de la región central, las plazas de trabajo han desaparecido durante 25 años sin que se las reemplace", señaló.

"No es extraño que estén resentidos, que se aferren a sus armas, a la religión o a su antipatía contra la gente que no es como ellos, al sentimiento antiinmigrante o al sentimiento anticomercio como forma de explicar sus frustraciones", añadió entonces.

En un mitin hoy en Indiana, el aspirante demócrata afirmó que "no me expresé tan bien como hubiera debido".

Sus rivales en la carrera presidencial, la demócrata Hillary Clinton y el republicano John McCain, se han apresurado a condenar como elitistas aquellas declaraciones de Obama.

La ex primera dama afirmó que esos comentarios demuestran que el senador "mira por encima" a los electores de Pensilvania, escenario de elecciones primarias el 22 de este mes.

Los ciudadanos de "Pensilvania no necesita un presidente que los mire con desprecio. Necesitan un presidente que los defienda, que luche por ellos, que trabaje por su futuro, por el de sus familias", dijo.

Según Steve Schmidt, asesor del senador John McCain, el virtual candidato presidencial republicano en las elecciones de noviembre, calificó los comentarios de Obama como "notables y extremadamente reveladores".

"Demuestran un elitismo y una condescendencia hacia los trabajadores estadounidenses que cortan el aliento. Es difícil imaginar que haya alguien que aspire a la presidencia y esté más fuera de la realidad del estadounidense medio", agregó.

Obama se encuentra por delante de Clinton en número de delegados obtenidos en las primarias celebradas hasta ahora, aunque es improbable que ninguno de los dos consiga los 2.024 que necesitan para lograr la candidatura de su partido sin recurrir al apoyo de súperdelegados, funcionarios y personalidades del partido que pueden respaldar a cualquier aspirante en la convención.

Clinton va por delante en las encuestas en Pensilvania, aunque su rival ha reducido en los últimos días la distancia que les separa a apenas entre cuatro y seis puntos porcentuales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad