Sábado, 12 de Abril de 2008

El PNV guipuzcano discrepa del plan para apartar a ANV

Egibar aclara que, a pesar de ello, sus ediles en Mondragón acatarán el acuerdo con el PSOE

PÚBLICO.ES ·12/04/2008 - 06:37h

 La asamblea regional del PNV de Guipúzcoa acordó en la noche del viernes trasladar al EBB, la ejecutiva nacional del partido, su “disconformidad” con el criterio adoptado sobre las mociones de censura contra ANV, aunque su presidente, Joseba Egibar, aclaró que sus representantes en Mondragón-Arrasate la respaldarán, según el acuerdo suscrito esta semana con el PSOE, al que luego se sumaron el resto de fuerzas políticas.

Así lo han aseguraron fuentes del Gipuzko Buru Batzar (GBB), la ejecutiva regional, que subrayaron que durante la asamblea celebrada en San Sebastián, Egibar dijo que, “al margen de las opiniones y criterios” discrepantes de los nacionalistas guipuzcoanos, la moción de censura en Arrasate para desalojar a ANV de la alcaldía “es una decisión del EBB” y como tal se llevará a cabo.

El máximo dirigente nacionalista en Guipúzcoa y miembro a su vez de la dirección nacional,garantizó que los cuatro votos que corresponden a los representantes del partido en dicha corporación “están a disposición de lo que salga adelante según la decisión del EBB, la moción de censura en su caso”. PNV, PSE-EE, PP, EA, EB y Aralar acordaron el jueves, en una reunión celebrada en el Parlamento vasco, que los socialistas inicien los contactos para presentar una moción de censura en el Ayuntamiento de Arrasate para arrebatar la alcaldía a ANV por no condenar a ETA.

División

La ejecutiva del PNV de Guipúzcoa, sin embargo, se distancia de ese acuerdo y, aunque lo acata, muestra su “disconformidad” con la dirección nacional que preside Iñigo Urkullu. La iniciativa de mostrar el desacuerdo a través de una resolución partió, según la misma fuente, de la agrupación de El Antiguo, en San Sebastián, la más importante de todo el territorio y a la que pertenece el propio Joseba Egibar,que en las últimas semanas no había ocultado su discrepancia con la operación de descabalgar a ANV de las alcaldías del País Vasco.

La dirección guipuzcoana del PNV lamentó que a lo largo del día de ayer se hubieran producido “filtraciones interesadas desde dentro del partido” sobre la cuestión de las mociones contra ANV —se llegó a barajar que los concejales nacionalistas iban a incumplir el acuerdo en Arrasate— y que éstas procedían de “algunos a los que la asamblea reprobó ayer”.

Y es que en la reunión se instó al ex diputado general de Guipúzcoa Joxe Joan González de Txabarri y a otros tres antiguos responsables de la Diputación a que “causen baja inmediata” en el partido por el caso Jauregi. La asamblea concluyó que el anterior departamento de Hacienda de la Diputación, gestionado por este partido, filtró los datos tributarios de Jon Jauregi, que le costaron su carrera política.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad