Sábado, 12 de Abril de 2008

Pau Gasol asegura que supieron "responder en el momento necesario"

EFE ·12/04/2008 - 13:22h

EFE - El jugador de los Lakers de Los Angeles Pau Gasol (c) lanza el balón contra los Raptors de Toronto durante la segunda mitad del juego de la NBA disputado el pasado 11 de marzo en la ciudad de Los Angeles, California (EE.UU.).

Pau Gasol se mostró satisfecho por la victoria conseguida hoy por su equipo ante el líder del Oeste, los Hornets de Nueva Orleans, por 107-104, a pesar de que los Lakers estuvieron a punto de desperdiciar una ventaja de 30 puntos en el marcador.

A finales del segundo cuarto el marcador reflejaba un 63-33 a favor de los californianos, pero los Hornets remontaron y se situaron a un solo punto (96-95, a falta de 3:58).

"Supimos responder en el momento necesario", afirmó el internacional español en los vestuarios. "Que nos remonten casi 30 puntos no es algo que vaya a pasar todos los partidos".

"Hicimos un muy buen primer tiempo pero esperemos que lo del tercer cuarto (un parcial de 17-30) no vuelva a ocurrir; estamos en una buena posición para lograr el primer puesto", manifestó.

La victoria de los Lakers (55-25) les da el título de la División Pacífico y les sitúa a sólo medio partido de los Hornets (55-24) en la pugna por el liderato del Oeste.

"Al fin y al cabo estamos contentos por la victoria, nos mantuvimos en el partido cuando tuvieron su racha y los logramos detener a tiempo", agregó el español, que destacó la defensa en toda la pista realizada por los bases de los Lakers sobre Chris Paul.

Los Lakers obtienen de esta manera ventaja de campo en la primera ronda de las eliminatorias por el título, y podrían conseguirla también en la segunda fase si el domingo doblegan en casa a los Spurs de San Antonio.

"Sería algo muy importante", dijo el ala-pívot, a cuyo equipo le restan dos partidos para terminar la temporada regular. "Sabemos lo que nos jugamos".

Sin embargo, el español admitió que su equipo ahora echa de menos las victorias que se les escaparon de las manos semanas atrás ante conjuntos más débiles como Bobcats o Grizzlies.