Sábado, 12 de Abril de 2008

Mariano Fernández Bermejo se enfrenta a una remodelación a fondo de la Justicia

La huelga de funcionarios le amargó la recta final

PÚBLICO.ES ·12/04/2008 - 11:09h

EFE - Mariano Fernández Bermejo, ministro de Justicia.

Después de tres décadas como fiscal, Mariano Fernández Bermejo (Ávila, 1948) desembarcó en el Ministerio con el encargo de poner orden. La huelga de funcionarios le amargó la recta final. 

Fiscal jefe de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, cuenta con una amplia carrera profesional en el mundo del Derecho.

El 7 de febrero de 2007 el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, le ofreció a Mariano Fernández ser el nuevo ministro de Justicia, en sustitución de Juan Fernando López Aguilar, oferta que aceptó.

Fernández Bermejo fue nombrado en el Consejo de Ministros del 9 de febrero y tomó posesión del cargo el día 13, en un acto celebrado en el Ministerio de Justicia.

El ex ministro López Aguilar le definió como "un jurista profesional de reconocida competencia" y "apto para esa responsabilidad", frente a las críticas del PP que le tachó de "ultraizquierdista".

Enfrentamientos dialécticos 

En los primeros meses de su mandato, Fernández Bermejo ha comparecido en varias ocasiones en el Congreso de los Diputados y en el Senado, donde ha mantenido duros enfrentamientos dialécticos con los representantes del PP.

Ha ejercido también la actividad académica

El 25 de enero de 2008 el Consejo de Ministros aprobó que la Abogacía del Estado presentara una demanda de ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV).

En paralelo a su carrera fiscal, ha ejercido también la actividad académica. Fue profesor adjunto de Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la Universidad de Extremadura durante los cursos 76-77 y 79-80 y profesor de Derecho de la UNED en Mérida, en el curso 80-81.

Cáceres o Segovia 

Nombrado Abogado Fiscal de la Audiencia Territorial de Cáceres en diciembre de 1976, ocupó este cargo hasta octubre de 1981, en que fue designado teniente fiscal de la Audiencia Provincial de Segovia.

El 30 de diciembre de 1981 ascendió a la categoría de fiscal y el 19 de diciembre de 1984 fue nombrado fiscal jefe de la Audiencia segoviana.

Entre septiembre de 1986 y junio de 1989 fue Asesor Ejecutivo del Ministro de Justicia, permaneciendo durante ese periodo en situación de servicios especiales en la Carrera Fiscal.

Tras este paréntesis, el 16 de junio de 1989 fue nombrado fiscal del Tribunal Supremo y destinado a la Sección de los Contencioso-Administrativo, donde permaneció hasta marzo de 1990, en que pasó a la Sección de lo Penal.

Fiscal jefe de Madrid 

El 10 de julio de 1992 fue nombrado fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid. Fue propuesto por el Fiscal General del Estado, Eligio Hernández y pese a la oposición del Consejo Fiscal, enfrentado en aquellos momentos al Fiscal General y al Ministerio de Justicia precisamente por las competencias en materia de nombramientos.

El 10 de julio de 1992 fue nombrado fiscal jefe del Tribunal de Madrid

El 29 de abril de 1997 presentó su candidatura para ocupar la plaza de fiscal jefe de la Audiencia Nacional, vacante desde que en enero de 1997 el Fiscal General del Estado, Ortiz Urculo, destituyera a José Aranda por su falta de autoridad frente a los llamados fiscales "indomables".

Concurrió a esta plaza junto con Francisco Javier Cebrián y Eduardo Fugairiño, que fue quien la obtuvo finalmente.

Investigaciones a Mariano Rubio 

Desde su puesto de Fiscal Jefe de Madrid, impulsó, entre otras, las investigaciones sobre el ex gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, y el seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta, apuñalado en diciembre de 1998 en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón, en Madrid.

Bermejo llevó también a cabo diversas actuaciones relacionadas con temas medioambientales, entre ellas una investigación sobre la planta incineradora de Valdemingomez, a raíz de la cual, en julio de 1996, el Fiscal Jefe mantuvo una polémica con el Ayuntamiento de Madrid y la ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino.

El 28 de marzo de 2003, la Fiscalía General del Estado abrió diligencias informativas a Fernández Bermejo por afirmar que la ley de juicios rápidos fracasaría por no existir medios para aplicarla y "no haberse elaborado un proyecto económico".

Por este tema mantuvo una fuerte polémica con el entonces ministro de Justicia, José María Michavila, llegando incluso a presentarle una demanda civil en el Supremo por supuestamente atentar contra su honor.

En rebeldía contra los juicios rápidos 

El 3 de mayo de 2004, el Tribunal Supremo absolvió al ex ministro Michavila por considerar que no vulneró su derecho al honor cuando le acusó de estar en rebeldía frente a la Ley de juicios rápidos.

En julio de 2003 cesó en su puesto como fiscal jefe de Madrid

En julio de 2003 cesó en su puesto como fiscal jefe de Madrid, al superar el mandato de cinco años al frente del mismo, y se integró en el cuerpo de fiscales de la Fiscalía de Madrid.

El 15 de junio de 2004 fue elegido nuevo fiscal jefe de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. Recibió cuatro votos a favor, entre ellos el del fiscal general Cándido Conde Pumpido.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad