Sábado, 12 de Abril de 2008

Rubalcaba mantuvo el suspense hasta el final

La continuidad del ministro del Interior fue la última incógnita en la composición del nuevo Gabinete

G. L. A. ·12/04/2008 - 00:25h

EFE / MANUEL H. DE LEÓN - Alfredo Pérez Rubalcaba felicita a José Luis Rodríguez Zapatero después de su investidura.

La continuidad de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Ministerio del Interior fue la última incógnita que despejó José Luis Rodríguez Zapatero, y no por las dudas del presidente sino por la resistencias que planteó aquél a seguir en esa difícil cartera.

Aunque Rubalcaba ya había mantenido el jueves sendas conversaciones con el presidente y con el número dos del PSOE, José Blanco, el suspense se mantuvo hasta el final, dejando en el aire la posibilidad de que se trastocaran los planes de Zapatero.

La negativa del ministro a seguir habría obligado al presidente a reconsiderar los cambios que tenía decididos desde hace ya algún tiempo.

En sectores del PSOE y del Gobierno se atribuyen las resistencias de Rubalcaba a su presunto deseo de ocupar una responsabilidad de "más relieve político" y a "falta de cariño" del presidente.

"Salir del infierno"

Sin embargo, el ministro del Interior expresó en esas conversaciones su deseo de "salir del infierno" de una cartera que asumió cuando José Bono renunció a Defensa y Zapatero desplazó a este departamento a José Antonio Alonso. Ahora, Alonso ha acabado en el puesto que entonces ocupaba Pérez Rubalcaba, la portavocía del Grupo Parlamentario.

Rubalcaba, que en los últimos meses ha pasado por varias situaciones familiares dolorosas, ha expresado con más fuerza que nunca su deseo de "dar un paso atrás", pero Zapatero logró finalmente convencerle ayer para que se mantenga en el puesto al menos hasta 2010.

Para ese año se cree que el presidente abordará una gran remodelación del Gabinete que anunciará hoy, al coincidir la fecha con el ecuador de la legislatura, la presidencia española de la Unión Europea y la previsión de fin de la crisis económica.

Bien visto por PSE y PNV

La continuidad de Rubalcaba en Interior le fue pedida a Zapatero por los socialistas vascos y goza del parecer favorable de la dirección del PNV. Interlocutor habitual de Josu Jon Imaz, el nuevo presidente del PNV, Íñigo Urkullu, quiere mantener ese canal de comunicación, habitual también con Josu Erkoreka, el portavoz nacionalista en el Congreso. 

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad