Viernes, 11 de Abril de 2008

El COI se inclina ante Pekín

Tras defender la libre expresión de los atletas, Rogge dice ahora que deberán respetar la ley china

ANDREA RODES ·11/04/2008 - 23:08h

 

Los esfuerzos del Comité Olímpico Internacional (COI) para que China se abra el diálogo con Tíbet y mejore la situación de los derechos humanos antes de la llegada de los Juegos Olímpicos de Pekín han tocado fondo.

Consciente de sus limitaciones, el COI no presionará al Gobierno chino para que resuelva los conflictos en Tíbet, donde la población es víctima de una severa represión policial desde que estallaron las revueltas violentas en Lhasa el pasado 14 de marzo. Eso supondría "cruzar una línea política" e interferir en asuntos internos del país, algo que el COI no pretende, dijo ayer en Pekín su presidente, Jacques Rogge, al finalizar la última sesión de las reuniones de la comisión ejecutiva.

El papel del COI pasa por un momento delicado entre dos bandos opuestos. Por un lado, la comunidad internacional cree que los dirigentes olímpicos deberían hacer más para exigir a China que mejore la situación en Tíbet y permita el acceso de la prensa extranjera en el territorio. Por otro, está la presión que ejerce Pekín, que no tolerará que el COI se entrometa en sus asuntos. "No tengo una bola de cristal, pero soy optimista de que los JJOO serán un gran éxito", dijo Rogge, a pesar de los disturbios durante el relevo de la antorcha, que han ensombrecido los Juegos, cuatro meses antes de su inicio.

Plena libertad de expresión limitada 

Una de las mayores preocupaciones para Pekín y el COI es que las protestas se repitan durante la celebración de los Juegos. Rogge ha prometido que los atletas tendrán plena libertad de expresión, mientras no la utilicen para hacer propaganda política o manifestaciones en los recintos deportivos, como estipula la Carta Olímpica. Ayer dio una preocupante vuelta de tuerca más al añadir que "los atletas deberán ajustarse a las leyes de expresión del país anfitrión".

En China, un país donde la libertad de expresión sólo existe sobre el papel, ondear una bandera tibetana, tener la imagen del Dalai Lama o organizar una manifestación religiosa son actos que pueden ser castigados con la cárcel.

Rogge reconoció estar triste por la dimensión que han adquirido las protestas de activistas protibetanos y de derechos humanos durante el relevo de la antorcha olímpica, que han estropeado la imagen pública de los JJOO de Pekín. "Los ataques no van dirigidos a los Juegos", dijo Rogge. En sus encuentros con las autoridades chinas, el presidente del COI se limitó a recordarles el "compromiso moral", adquirido al presentar su candidatura olímpica, hace siete años, de acelerar las mejoras sociales y de derechos humanos con los JJOO.

El incumplimiento de este compromiso, en especial en Tíbet, ha motivado las protestas surgidas durante el paso de la antorcha por Londres, París o San Francisco, y la idea de un boicot político a la ceremonia de inauguración de los JJOO.

La respuesta europea 

Varios dirigentes europeos, entre ellos el primer ministro británico Gordon Brown, y la canciller alemana, Angela Merkel, no asistirán a la ceremonia de inauguración de los JJOO. Tampoco lo hará el secretario general de la ONU, aunque éste lo ha justificado con los muy socorridos problemas de agenda. "Preferiría que los políticos no hablaran de boicots, pero que sean ellos los que decidan", dijo ayer Rogge. Según el presidente, los únicos que saldrán perjudicados por el boicot serán los atletas, que no podrán contar con la presencia de sus líderes. El Dalai Lama, líder espiritual tibetano en el exilio, también se ha manifestado contrario al boicot y ha dicho que la población china se merece los cita olímpica.

"La opinión pública general no quiere el boicot. Los JJOO conciernen al mundo deportivo y los atletas no desean el boicot", añadió. Para justificar sus palabras, Rogge dijo que los 205 Comités Olímpicos Nacionales, reunidos en Pekín, habían manifestado, en nombre de los atletas, su apoyo incondicional a los Juegos.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad