Viernes, 11 de Abril de 2008

Ban Ki-moon apoya la cumbre regional convocada para superar la crisis de Zimbabue

EFE ·11/04/2008 - 11:24h

EFE - Ban Ki-moon, manifestó hoy su apoyo a la cumbre de países del sur de África que se celebrará mañana en Lusaka (Zambia) para hallar una salida a la crisis política que vive Zimbabue.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó hoy su apoyo a la cumbre de países del sur de África que se celebrará mañana en Lusaka (Zambia) para hallar una salida a la crisis política que vive Zimbabue tras las elecciones presidenciales.

La portavoz de la ONU, Marie Okabe, dijo que Ban felicita a los países miembro de la Comunidad para el Desarrollo de África del Sur (SADC, en inglés) por la convocatoria de la "oportuna" reunión en la capital de Zambia.

"El secretario general está complacido por la movilización y la coordinación de los líderes regionales para ayudar a Zimbabue a superar la crisis posterior a las elecciones mediante medios pacíficos", apuntó.

La portavoz agregó que a Ban le preocupa la posibilidad de que la situación en Zimbabue se deteriore si no se actúa pronto para superar el punto muerto en que se encuentra.

Este país del sur de África se encuentra inmerso en un limbo político a causa de la negativa de la Comisión Electoral a difundir los resultados de los comicios presidenciales del 29 de marzo pasado.

A la cumbre se espera que asistan los catorce jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la organización.

También ha anunciado su presencia el líder de la oposición zimbabuense, Morgan Tsvangirai, que asegura haber ganado en las urnas al presidente Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

Las autoridades electorales argumentan que los datos tienen que ser verificados primero, el Gobierno de Harare pide más tiempo y la oposición ha recurrido a la Justicia, cansada de esperar.

Por su parte, el régimen de Mugabe cree que no hubo un claro ganador en la votación y anticipa una segunda vuelta electoral.

La SADC siempre ha tratado con indulgencia a Mugabe y se ha negado a sancionarlo incluso en los peores momentos de represión política en Zimbabue.