Viernes, 11 de Abril de 2008

Víctimas del 11-M centran su batalla legal en 'El Egipcio'

Llegan al Supremo las impugnaciones de los recursos de casación contra la sentencia de la Audiencia Nacional

Á.VÁZQUEZ ·11/04/2008 - 20:53h

EFE - Rabei Osman el Sayed, Mohamed el Egipcio.

Las acusaciones personadas en el 11-M presentaron ayer en el Tribunal Supremo sus respectivas impugnaciones a los recursos de casación de los condenados por la Audiencia Nacional.

La mayoría de ellas se centra, al igual que hicieron en sus propios recursos, en Rabei Osman el Sayed, Mohamed el Egipcio, absuelto por el tribunal al haber sido condenado a 8 años de cárcel por integración terrorista en Italia, en una sentencia que aún no es firme, aspecto que también impugnó la Fiscalía, al entender que se había aplicado erróneamente el principio 'non bis in idem'.

A pesar de haber sido absuelto, su abogado, Endika Zulueta, recurrió en casación, alegando que le perjudicaba por calificarle de "terrorista" sin pruebas. Eludía el hecho de que gracias a que le consideró terrorista por la sentencia italiana, le absolvió de su responsabilidad en los atentados del 11 de marzo en Madrid.

Las acusaciones, como la ejercida por la Asociación 11-M
Afectados por el Terrorismo o la desempeñada por el abogado Gonzalo Boye, en nombre de dos víctimas de nacionalidad chilena, piden que el recurso no sea ni siquiera admitido a trámite, al proceder de una persona que fue absuelta.

Consideran que a diferencia de cuando una persona es condenada, ante una absolución, no se puede alegar la inexistencia de prueba de cargo para recurrir ante el Supremo, porque además, en su caso, sí existió suficiente fundamentación.

Argumento en Italia

Las acusaciones recurrieron en enero la absolución de Rabei Osman, alegando también que los hechos por los que fue condenado en Italia no son los mismos que se le imputan en España aunque ambos los cometiera como terrorista. Temen que la estrategia de la defensa sea pretender argumentar en Italia que no puede ser condenado allí por terrorismo, porque la Justicia española no lo ha declarado como tal.

En cuanto al recurso de Jamal Zougam las acusaciones sostienen que sólo piden al Supremo que valore de nuevo la prueba examinada por el tribunal de instancia, algo vedado en la casación.

En este trámite las partes, además de impugnar los recursos que no coinciden con sus intereses, apoyan los que sí comparten.

Así, Boye apoya, por ejemplo, el recurso de la asociación presidida por Pilar Manjón y el que ésta interpone como acusación particular. Ambos piden la condena de Rafa Zouhier como cooperador necesario de los atentados y de Abdelmajib Bouchar, como autor material.