Viernes, 11 de Abril de 2008

La sección oficial de Málaga se completa con Jaime de Armiñán y Juan Cavestany

EFE ·11/04/2008 - 14:19h

EFE - El cineasta santanderino Mario Camus ofrece una rueda de prensa con motivo de la "Retrospectiva a Mario Camus", durante el undécimo Festival de Cine de Málaga.

El undécimo Festival de Cine Español de Málaga ha completado hoy la presentación de los quince largometrajes a concurso en su sección oficial con la proyección de las películas "14, Fabian Road", de Jaime de Armiñán, y "Gente de mala calidad", de Juan Cavestany.

El veterano Jaime de Armiñán regresa a la dirección después de una larga ausencia con esta historia con un protagonismo casi absoluto de las mujeres que se desarrolla en el mundo editorial.

La escritora argentina Camila Ponte (Julieta Cardinali) está en la gira de promoción de su exitosa primera novela, acompañada por una directiva de la editorial (Cuca Escribano), y en uno de los actos se le acerca una mujer (Ana Torrent) que la conduce a un hotel regentado por Palmira (Ángela Molina) donde vivirá un singular secuestro sin petición de rescate ni fecha de liberación.

Armiñán escribió esta historia con protagonistas femeninas porque le gusta "trabajar con mujeres", según el director, que ha asegurado que por eso tiene siempre perras, "porque son más fieles, valientes y generosas que los machos, y en el género humano ocurre lo mismo".

El hecho de haber situado la película en el mundo editorial se debe a que le gustan los libros, sin los que no podría vivir, y las editoras, tanto las pequeñas, "que van ganando cliente a cliente, como las que son como fábricas de galletas".

Respecto a su prolongado alejamiento de la dirección, lo ha achacado a que estaba "cansado de hacer cine" y quería escribir, por lo que en este periodo escribió "un cuento de perros, cuatro novelas, una autobiografía y varios guiones que no salieron adelante".

Según Armiñán, tener un nombre "no es sinónimo de poder vivir", y es "muy difícil hacer cine", porque incluso tener un buen guión "no garantiza que se vaya a hacer".

Por su parte, "Gente de mala calidad" es la nueva película de Juan Cavestany, quien la define como "una aparente comedia ácida" sobre "supervivientes que intentan salir a flote", aunque haya intentado superar las etiquetas que encasillen en un determinado género la historia.

La cinta arranca con un tono "de ligereza o costumbrismo que se transforma en un viaje hacia nuestras profundidades", según ha afirmado su director.

Manuel (Alberto San Juan) regresa a su ciudad después de trabajar como gigoló y se reencuentra con su ex novia (Maribel Verdú) y sus amigos (Antonio Molero, Javier Gutiérrez, Fernando Tejero y Francesc Garrido), que tienen en común el ocultar su verdadera realidad.

"Es una película sobre cómo se relacionan los personajes desde la ocultación, porque todos pretenden ser otra cosa, cuentan un pasado y un presente distinto al real e imaginan un futuro que es una fantasía también", ha añadido Cavestany.

El director, que trabajó como periodista, cree que esta faceta puede haberle servido "en la capacidad o la voluntad de observación del entorno y del mundo en que vivimos y de las relaciones de la gente", porque a su juicio las películas deben "contar la realidad".

Alberto San Juan considera que los personajes son tiernos "porque son muy humanos", y él se siente "identificado con este tipo de gente".