Viernes, 11 de Abril de 2008

Cuarta jornada de caídas con pérdidas de un 1,7 por ciento por la bajada de Wall Street

EFE ·11/04/2008 - 11:39h

EFE - Vista general del parqué madrileño con los indicadores de las cotizaciones al fondo.

La bolsa española retrocedió hoy el 1,7 por ciento y perdió el nivel de 13.300 puntos, afectada por la caída de los grandes valores y la bajada de Wall Street por la publicación de malos resultados empresariales y el descenso de la confianza de los consumidores estadounidenses.

En la cuarta jornada consecutiva de pérdidas del índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, cayó 229,60 puntos, equivalentes al 1,7 por ciento, hasta 13.278,30 puntos. En la semana baja el 4,1 por ciento.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 1,64 por ciento; el Ibex Medium, el 0,73 por ciento, y el Ibex Small Caps, el 0,92 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,583 dólares, Milán bajó el 1,03 por ciento, en tanto que, poco antes del cierre, Fráncfort cedía el 1,5 por ciento; París, el 1,25 por ciento, y Londres, el 1,23 por ciento.

Las ganancias dominaron al comienzo de la sesión en la bolsa española, contagiadas por la subida del 0,45 por ciento de Wall Street en la sesión anterior y el moderado impulso de las plazas europeas.

Tropezaba la bolsa con el nivel de 13.600 puntos e ignoraba que el IPC español subiera una décima respecto al mes anterior y se situara en el 4,5 por ciento.

Ante la imposibilidad de sobrepasar el nivel de 13.600 puntos, y mientras el petróleo Brent se acercaba a los máximos históricos por encima de 109 dólares por barril, la bolsa se rendía a los malos resultados de General Electric (GE).

La caída del 6 por ciento del beneficio de GE en el primer trimestre, hasta 4.304 millones, hundió a las bolsas, con lo que el mercado español perdió el soporte -nivel que frena las caídas- de 13.500 puntos.

La situación para las bolsas empeoró con el aumento del 2,8 por ciento de los precios de importación estadounidenses de marzo, lo que contribuyó decisivamente a que Wall Street abriera con pérdidas cercanas al 1 por ciento que situaban al mercado nacional en torno a 13.300 puntos.

El descenso del dato provisional de la confianza de los consumidores estadounidenses en abril, que baja a niveles de 1982, sirvió para aumentar las pérdidas de la bolsa, que se aproximó a 13.200 puntos con una caída superior al 2 por ciento. Al final de la sesión reducía ligeramente el descenso.

Todos los grandes valores bajaron. Telefónica cedió el 2,84 por ciento, la mayor caída del Ibex, seguida de Iberdrola, con el segundo mayor descenso al perder el 2,83 por ciento, mientras que Repsol bajó el 1,63 por ciento; Banco Santander, el 1,53 por ciento, y BBVA, el 1,47 por ciento.

Tras Telefónica e Iberdrola, las principales pérdidas del Ibex correspondieron a Grifols, el 2,4 por ciento, seguida de Abengoa, que cayó el 2,35 por ciento, y de Acciona, con una bajada del 2,01 por ciento.

De las seis empresas del Ibex que acabaron con ganancias, el primer lugar fue ocupado por Mapfre, que subió el 0,95 por ciento, en tanto que Gas Natural subió el 0,85 por ciento; Sacyr, el 0,81 por ciento; Gamesa, el 0,49 por ciento; Red Eléctrica, el 0,1 por ciento, y Técnicas Reunidas, el 0,08 por ciento. Iberia repitió precio.

Los derechos de la ampliación de capital de Itínere volvieron a presidir las pérdidas de la bolsa al ceder el 10,81 por ciento, seguidas de sus acciones, que bajaron el 6,43 por ciento y se situaron en 4,8 euros, entre el rango de la banda orientativa de precios de la colocación que está acometiendo. Zeltia lideró las subidas con un avance del 6,02 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajó ocho centésimas, hasta el 4,21 por ciento, mientras que en el mercado continuo se negociaron 4.906 millones de euros, de los que algo más de 1.500 correspondían a operaciones efectuadas por inversores institucionales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad