Viernes, 11 de Abril de 2008

Los empresarios dicen que el paro crecerá entre 600.000 y 800.000 personas en dos años

EFE ·11/04/2008 - 17:49h

EFE - El Rey charla con el general Pedro Bernal Gutiérrez y con el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, durante la audiencia a los presidentes y secretarios generales de las asociaciones nacionales que integran "Eurodefense" que les ofreció hoy en el Palacio de la Zarzuela.

La dirección de los empresarios españoles auguró hoy que el número de desempleados en España aumentará entre 600.000 y 800.000 personas en el periodo 2008-2009, cifras que se moderarán en los dos ejercicios siguientes.

Así lo manifestó el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, en unas declaraciones a Televisión Española, en las que subrayó que "todos los empresarios están preocupados" por la desaceleración económica.

Díaz Ferrán dijo que España, donde se crearon 3 millones de puestos de trabajo en los últimos cuatro años, va "a seguir creando empleo", pero explicó que "no será suficiente" para absorber a las personas que se van a incorporar por primera vez al mercado laboral.

La prioridad de la CEOE es "ver qué soluciones hay para estas personas", afirmó el presidente de los empresarios, que consideró necesario establecer iniciar cuanto antes el proceso de diálogo social con el Gobierno y los sindicatos.

Díaz Ferrán pidió mayor consideración de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que crean cerca del 90 por ciento del empleo "en nuestro país, en el resto de Europa y en el mundo entero", para lo que consideró necesario "no sólo que no les falte el crédito a las empresas, sino que no se dispare"

"Hay que inyectar liquidez al sistema financiero para que las empresas sigan creciendo", reclamó el líder de la CEOE, quien consideró que esta medida tiene que ir unida de una bajada en los tipos de interés y a una flexibilidad en el mercado laboral.

En esta situación de "crisis o desaceleración" señaló que el empresario necesita poder contratar "con alegría", porque "todos los puestos laborales son temporales, no nos engañemos".