Viernes, 11 de Abril de 2008

Beber vino puede proteger contra la demencia

Según una investigación de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), basado en un estudio de hábitos de vida femeninos realizado en 1968

PÚBLICO.ES ·11/04/2008 - 15:10h

El vino puede poseer elementos en su composición que protegen contra la demencia. Así lo estima una investigación de la Universidad de Gotemburgo en Suecia que se publica en el American Journal of Epidemiology.

Este hallazgo se basa en el examen de 1.458 mujeres que fueron incluidas en un estudio de hábitos de vida femeninos realizado en 1968. Al ser evaluadas por médicos les preguntaron si bebían vino y otras bebidas alcohólicas como cerveza o licores, y en caso afirmativo con una frecuencia establecida por una escala de siete categorías comprendidas entre 'nunca' y 'a diario'.

Los investigadores no se interesaron por la cantidad de alcohol ingerido en cada ocasión que se bebía. Para cada bebida consultada las mujeres tuvieron que contar si la consumían más de una vez al mes para ser clasificadas en función de esa bebida en particular.

"El grupo que tuvo la menor proporción de demencia fue el de aquellas que declararon que sólo tomaban vino"

Después de 34 años de ese estudio, un total de 162 de las mujeres participantes habían sido diagnosticadas con demencia. Los resultados muestran que entre las mujeres que informaron de que bebían vino, una proporción considerablemente inferior estaban entre las diagnosticadas con demencia, mientras esa correlación no fue encontrada entre las mujeres que dijeron consumir de forma regular cerveza o licores, según el estudio recogido por otr/press del Swedish Research Council.

"El grupo que tuvo la menor proporción de demencia fue el de aquellas que declararon que sólo tomaban vino", agregó el profesor Lauren Lissner, de la Academia Sahgrenska de la universidad sueca de Gotemburgo, que ha dirigido el estudio.

Los investigadores son en cambio reacios a hacer cualquier clase de recomendación respecto a si una mujer debería empezar a beber vino, seguir tomando vino o incrementar su consumo. Tampoco se atreven a trasvasar esos resultados de forma generalizada a los hombres, que tienen patrones diferentes de consumo.

Una correlación solida sin otra explicación

"Somos muy cuatelosos cuando interpretamos los resultados, toda vez que no podemos ver en este tipo de estudio poblacional qué es causa y qué es efecto. Puede haber otros factores en las mujeres que beben vino que les hayan favorecido en la protección contra la demencia y que no podemos medir. Pero la correlación econtrada es muy sólida y no puede ser explicada únicamente por otros factores que podamos medir como la educación o el consumo de tabaco", explicó el coautor Lauren Lissner.

En cualquier caso, los investigadores saben que el consumo de vino entre las mujeres suecas ha crecido desde los años sesenta pasando de un 20 a más de un 50 por ciento en la actualidad. "Es importante seguir investigando sobre la correlación consumo de vino-prevención de la demencia, también para estudiar efectos concretos en el caso de dolencias específicas tales como el mal de Alzheimer", señalan.


Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad