Viernes, 11 de Abril de 2008

La hija de la valenciana encarcelada en EEUU es declarada desaparecida

María José Carrascosa está encarcelada en Estados Unidos acusada por su marido de haber raptado a su hija. La niña está con sus abuelos en Valencia.

EUROPA PRESS ·11/04/2008 - 14:30h

El Centro Nacional de Niños Explotados y Desaparecidos de Estados Unidos ha incorporado a su archivo de datos a la hija de María José Carrascosa, la valenciana encarcelada desde hace más de un año en Nueva Jersey acusada de desacato y de haber secuestrado a la menor. Carrascosa llevó a su hija a España en el año 2005, hecho que la Justicia norteamericana ha considerarlo un caso de "rapto por familiar", según consta en la página web de este centro consultada por Europa Press.

La ficha técnica expone que la menor, de siete años, despareció en la ciudad de Fort Lee, en el estado de Nueva Jersey , y entre las circunstancias figura que la niña podría estar en España, en compañía de su madre, que, según indica la web, no tiene la custodia.

A este respecto, la hermana de María José, Victoria, indicó que anoche se puso ya en contacto con la dirección de este centro para recordarle que la niña no está desaparecida, ya que vive en Valencia, "al cuidado de sus abuelos y de su tía, y que está en perfectas condiciones". También le remitió por fax documentación para corroborar que su hermana no ha figurado nunca como residente en EEUU.

Seguidamente, Victoria se puso en contacto con el Ministerio de Justicia y de Interior para pedir que actuaran, ya que el centro "ha cometido un delito, porque no se protegen los datos de una menor, de la que exponen hasta fotografías". Desde la Administración le comunicaron que se pondrían "manos a la obra" para que desaparezca la ficha de la pequeña de ese centro.

Victoria lamentó que desde el centro ya han condenado a su hermana "sin que existan sentencias", y atribuyó la situación a la ex pareja de María José, Peter Innes, quien considera que "ha sido el encargado de utilizar sus artimañas para introducir a la niña en el centro de datos e intentar manipular a los tribunales estadounidenses con falsas informaciones".

Por ello, reclamó "ayuda" tanto al Gobierno central como al Consulado para intermediar con este centro porque, al final, dijo, "lo que van a conseguir es que rapten a mi sobrina", lamentó.

Espera que el Consulado traslade a esta entidad que la niña se encuentra "en perfectas condiciones" y que "no está desaparecida".

De un chat a una cárcel estadounidense

María José se casó en Buñol (Valencia) con el estadounidense Peter Innes en marzo de 1999, sólo unos meses después de que lo hubiera conocido en un chat de Internet. Cinco días después de la boda, ella decidió mudarse a Nueva Jersey. Al poco tiempo de llegar a EEUU, se quedó embarazada, en torno a agosto de 1999.

En 2001, el servicio de inmigración de Nueva York le concedió el estatus de 'mujer maltratada' por las amenazas verbales que recibía de su marido, con el que siguió viviendo hasta finales de 2004, cuando regresó a España como solía hacer cada año por esas fechas, según la familia.

En diciembre de ese año, María José denunció a su pareja al descubrir que en el registro de su matrimonio el número de identidad de Peter Innes correspondía a una "señora estadounidense de 73 años ya fallecida", según relató en una ocasión Victoria Carrascosa.

En julio de 2005 un tribunal valenciano dio a María José la custodia de su hija, que hoy tiene siete años y según su tía, no sabe todo lo que está pasando. Esa sentencia fue ratificada en enero de 2007.

A principios de 2006, Innes denunció a María José por secuestrar a la niña en España. El juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), no reconoció las sentencias españolas, concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a EEUU para entregar a su hija.

La abogada valenciana, quien entre tanto se sometió a distintas operaciones -le han extirpado el tiroides, bazo y parte de páncreas-, se presentó en agosto pasado en EEUU para asistir a una vista judicial, en la que conoció los cargos que pesaban sobre ella, le retiraron el pasaporte y le informaron de que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto, si no quería ser encarcelada por secuestro, hecho que se produzco en noviembre pasado.

Tras diversas actuaciones judiciales, el próximo 23 de junio el tribunal americano celebrará una vista para decidir si inicia o no el proceso penal contra la abogada valenciana. Carrascosa se enfrenta a penas de entre 35 y 40 años por los dos delitos mencionados, aunque esta cifra podría aumentar hasta los 109 años, ya que de esos dos cargos se derivan otros ocho más.