Viernes, 11 de Abril de 2008

Nuevas aventuras literarias de Elliot Tomclyde, el Harry Potter español

EFE ·11/04/2008 - 15:44h

EFE - Varios seguidores muestran un estante repleto de ejemplares del último libre de las aventuras de Harry Potter "Harry Potter y las reliquias de la muerte", la séptima entrega de la saga creada por la escritora británica J.K. Rowling.

Harry Potter, el niño mago que ha vendido millones de libros en todo el mundo, tiene su pequeño reflejo español en Elliot Tomclyde, un personaje creado por el madrileño Joaquín Londáiz aplicando "la técnica del best-seller" y del que acaba de publicarse la tercera entrega de sus aventuras.

"Elliot y el retorno de las momias" (Montena), en las tiendas desde el pasado día 4, es el título de las nuevas peripecias de este Harry Potter español y ecuador de la pentalogía que prepara Joaquín Londáiz, quien ha explicado a Efe que la estructura de estos libros responde a la idea de "un chico que aprendiera magia basada en los cuatro elementos".

Cada libro hace referencia a cada uno de los cuatro elementos y el quinto recogerá "una aventura final" en la que se mezclarán todos ellos.

En este nuevo episodio, en el que "hay mucha más emoción y aventuras", el escritor adelanta que el protagonista "tiene que demostrar su grado de madurez y cómo consigue potenciar su magia" para enfrentarse a una dificultades cada vez mayores.

"Elliot y el retorno de las momias" es una novela juvenil dirigida a niños entre diez y quince años en la que el aprendiz de mago tendrá que encontrar a tres momias "fugadas" del Museo de El Cairo, mientras se celebran elecciones en el "mundo elemental" para sustituir al desaparecido maestro Aureolus Pathfinder.

"Es verdad que el primer libro, reducido a su mínima esencia, tiene un paralelismo muy real con Harry Potter", confiesa Joaquín Londáiz (Madrid, 1979), aunque avisa que "habrá que analizar si la historia se parece tanto".

El joven autor de los libros de Elliot Tomclyde se declara "fascinado" por los libros de J.K. Rowling: "por cómo ha ido trenzando todo, cómo ha manejado los personajes, la trama que ha creado, el estilo..."; pero encuentra sus verdaderas influencias en Michael Crichton y John Grisham, "los grandes maestros del thriller norteamericano".

"Me gusta la técnica de best-seller para poder llegar al lector", afirma el escritor madrileño, quien procura "escribir con dinamismo para poder enganchar a los niños y que se diviertan desde el principio".