Viernes, 11 de Abril de 2008

El Galatasaray, último obstáculo en el camino del Joventut a la final

EFE ·11/04/2008 - 13:15h

EFE - El base norteamericano del DKV Juventut, Demond Mallet (i) controla el balón ante el base español, del Pamesa Valencia, Albert Oliver durante el partido de cuartos de final de la Final a ocho de la Copa ULEB que se disputó ayer en el Palavela de Turín.

El sorprendente Galatasaray de Estambul es el último obstáculo en el camino del DKV Joventut hacia la gran final de la Copa ULEB, en la primera semifinal de la competición que se disputará en el pabellón Palavela de Turín.

Tras deshacerse con facilidad del Pamesa en los cuartos de final (77-67), el equipo verdinegro está obligado a confirmar los pronósticos que le sitúan no ya como finalista, sino como gran aspirante al título, con el permiso del Dynamo de Moscú.

El juego y las cifras avalan al DKV, el equipo mejor valorado del torneo. Sólo sus altibajos pueden meterle en complicaciones. Ante el Pamesa firmó una extraordinaria primera parte. Después hizo una segunda mitad "lamentable", en palabras de su técnico, Aíto García Reneses, obsesionado con corregir esos despistes de su equipo, tan talentoso como imprevisible.

La 'Penya', acompañada en el Palavela de Turín por casi quinientos seguidores, está a dos victorias de un hecho inédito en su historia, lograr dos títulos en una misma temporada tras su éxito en la Copa de Vitoria.

La final podría reportarle además un billete directo a la próxima edición de la Euroliga, siempre y cuando alce el título.

Para ello, debe superar primero al Galatasaray, verdugo del Gran Canaria en la ronda previa a la final a ocho, y del Besiktas, ya en Turín, gracias a un final agónico: después de ir por delante durante todo el encuentro, el Galatasaray se dejó remontar y tuvo que apelar a la épica, un triple de Erden a falta de nueve segundos para el final.

Sobre el papel, el DKV no deberá tener problemas para estar en la final. El Galatasaray, cuarto clasificado de la Liga turca y único superviviente de su país en Turín, el equipo con menos faltas en contra de la toda la ULEB, no debería poner en demasiados apuros a los jugadores de Aíto García Reneses.

En su primer partido, su hombre más decisivo fue el escolta estadounidense Robert Hite, autor de 22 puntos ante el Besiktas. Un ex de la 'Penya', el pívot Charles Gaines, acompañado de un sobrino- nieto del mítico Jesse Owens, Chris Owens, sostiene el juego interior del Galatasaray, pero si Hernández Sonseca y Moiso mantiene el nivel apuntado ante el Pamesa, el Joventut no sufrirá.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad