Jueves, 10 de Abril de 2008

Techint pide al gobierno argentino que defienda "el capital nacional" en Sidor

EFE ·10/04/2008 - 17:16h

EFE - Trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), la mayor de Venezuela y una de las más importantes de la región, celebraron tras el anuncio del Gobierno de Chávez de la nacionalización de la siderúrgica.

El grupo argentino Techint pidió a la presidenta de su país, Cristina Fernández, que "defienda el capital nacional" ante la nacionalización de la acería Sidor, su subsidiaria en Venezuela, informa hoy el diario bonaerense Clarín.

La prensa de Buenos Aires destacó hoy el "sugestivo silencio" del Gobierno argentino en este asunto cuando hace un año medió para que el presidente venezolano, Hugo Chávez, desistiera de su anuncio de "estatizar" Sidor en medio de un conflicto con la empresa.

En la tarde del martes, a poco de confirmarse la nacionalización de la mayor acería de las regiones andina y caribeña, el presidente de Techint, Paolo Rocca, envió una carta a Fernández en la que le pidió que "intervenga ante el Gobierno de Venezuela en defensa del capital nacional", apuntó Clarín.

El periódico subrayó que Rocca "es un empresario cercano al Gobierno" argentino que "recurrió a la Casa Rosada", sede del Ejecutivo, "cada vez que vivió momentos de tensión" con Chávez.

En este sentido, otros diarios locales recordaron que la mediación del Gobierno argentino evitó en varias ocasiones la nacionalización de la subsidiaria de Techint en Venezuela.

La última vez fue en mayo de 2007, cuando estalló un conflicto sindical en Sidor y Chávez amenazó con la "reestatización" de la compañía, pero el por entonces presidente argentino, Néstor Kirchner, el marido de Fernández, medió para que se encauzara el diálogo entre las partes y sus disputas no llegaran a mayores.

El diario económico El Cronista aludió al "llamativo silencio" de las autoridades argentinas, mientras que Ámbito Financiero apuntó además que Rocca "se quedó sin amigos en la mala hora".

Los dos periódicos indicaron que Siderúrgica del Orinoco (Sidor), privatizada en 1998 a cambio de 1.200 millones de dólares, la mitad de su actual facturación, vuelve a manos del Estado en momentos en que el Gobierno de Chávez necesita acero y cemento (otro sector nacionalizado) para su plan de construcción de viviendas populares.

Ternium, el conglomerado de Techint que posee el 60 por ciento de de Sidor, difundió el miércoles un comunicado que indica que no ha sido formalmente informado de la nacionalización de su subsidiaria en Venezuela.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad