Viernes, 11 de Abril de 2008

Katsikaris admite que el vestuario del Pamesa "está muerto"

EFE ·11/04/2008 - 00:58h

EFE - El escolta del DKV Joventut, Rudy Fernández (d) controla el balón ante el alero norteamericano del Pamesa Valencia, Fred House, durante el partido de cuartos de final de la Final a ocho de la Copa ULEB que disputaron en el Palavela de Turín.

Fotis Katsikaris, entrenador del Pamesa Valencia, equipo que hoy cayó eliminado en los cuartos de final de la Copa ULEB ante el DKV Joventut (77-67), concedió hoy que el vestuario de su equipo se quedó "muerto" al término del partido.

El Pamesa cerró los tres primeros cuartos con 37 puntos, aunque intentó reaccionar al final, con 30 puntos en el último periodo. "En la primera mitad nos ha faltado confianza. Hemos hecho un esfuerzo en el primer cuarto y en el último, pero no ha sido suficiente", dijo.

El técnico griego admitió que su defensa "estuvo lenta" y que al Pamesa le costó recuperarse de una primera parte muy por debajo de lo esperado.

"Lo que nos ha pasado es muy difícil de explicar", añadió el entrenador del Pamesa, que insistió en que a su equipo "no le faltó orgullo". "Cada hombre tiene el suyo, no sólo los jugadores de Pamesa. Nosotros no necesitamos motivar especialmente a nadie", indicó.