Jueves, 10 de Abril de 2008

Kirchen repite victoria y Contador mantiene el liderato

El luxemburgués fuerza el sprint para ganarlo en la cuarta etapa de la Vuelta al País Vasco

AGENCIAS ·10/04/2008 - 19:10h

EFE - El corredor luxemburgués del High Road, Kim Kirchen, en el podio tras proclamarse vencedor de la cuarta etapa de la Vuelta al País Vasco.

El ciclista del High Road Kim Kirchen repitió triunfo, al igual que el pasado martes en Erandio, al imponerse hoy en un sprint masivo en la cuarta etapa de la Vuelta Ciclista al País Vasco, con salida en Viana (Navarra) y llegada en Vitoria, tras adelantar a su compañero de equipo Morris Possoni, que venía en fuga, en la misa línea de meta, y a David Herrero (Karpin-Galicia), que terminó tercero, una vez más.

Los últimos kilómetros de etapa fueron una persecución al límite por las calles de Vitoria, entre el pelotón principal liderado por Astana, y Matthew Lloyd (Silence-Lotto), Amets Txurruka (Euskalel-Euskadi) y Morris Possoni (High Road), que eran los únicos supervivientes de la escapada de la jornada que se fraguó en los primeros kilómetros de la carrera.

Los tres aventureros pasaron bajo la pancarta del último kilómetro con doce segundos de margen respecto al pelotón principal, tras una fuga de más de 130 kilómetros, pero cuando parecía que la victoria iba a ser para Possoni, el pelotón principal liderado por Kirchen se les echó encima, y el luxemburgués le arrebató la victoria a su compañero de escuadra, que terminó segundo, con Herrero, ganador ayer, firmando por tercera ocasión en la ronda un tercer puesto.

En lo que respecta al líder de la prueba, Alberto Contador (Astana) no tuvo problemas para controlar la escapada del día, con su equipo al frente del pelotón, y ninguno de los demás adversarios le puso en aprietos a lo largo de la jornada, por lo que continúa al frente de la clasificación general.

Por otro lado, cabe destacar la retirada del campeón del mundo Paolo Bettini (Quick Step) en el transcurso de la etapa de hoy. 'El Grillo' optó por abandonar la carrera tras una caída en el descenso del Alto de la Herrero, al comienzo de la etapa.

Mañana, el alto del Aia

Así las cosas, mañana se disputa la última etapa en línea de la vigente edición de la Vuelta al País Vasco (la del sábado es una contrarreloj individual), y la más esperada por los equipo para plantearle batalla a Alberto Contador. Esta quinta etapa de la ronda vasca partirá de Vitoria, para llegar a Orio después de 162 kilómetros.

En la jornada del viernes se subirán cuatro puertos de montaña (tres de segunda y uno de tercera), pero destaca sobremanera el Alto de Aia, a trece kilómetros de meta, en el que los ciclistas deberán afrontar una subida de dos kilómetros con un desnivel medio del 11 por ciento y rampas que alcanzan el 26 en algunos tramos de la subida.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad