Jueves, 10 de Abril de 2008

Un profesor subraya que los jóvenes buscan en su lenguaje "los peores 'ismos'"

EFE ·10/04/2008 - 15:59h

EFE - El profesor de la Universidad de Alicante Félix Rodríguez ha pronunciado hoy una conferencia sobre los recursos expresivos del lenguaje de los jóvenes, dentro del congreso internacional "El español de los jóvenes", que organiza Fundéu BBVA en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

El profesor de la Universidad de Alicante Félix Rodríguez ha afirmado hoy que mientras que el lenguaje "oficial" busca "lo elaborado a través de reglas" el de los jóvenes recurre "a extranjerismos, neologismos y los peores 'ismos' que podamos pensar".

Rodríguez ha ofrecido hoy una conferencia sobre los recursos expresivos del lenguaje de los jóvenes dentro del seminario internacional "El español de los jóvenes", organizado por Fundéu BBVA, en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

En su intervención ha detallado un trabajo de investigación de cómo se expresan los jóvenes y de las reglas lingüísticas que utilizan "aunque crean que no lo hacen".

Los temas de los fundamentalmente hablan los jóvenes "están claros" y "fundamentalmente son la droga, el sexo y la música" y lo hacen "con recursos léxicos propios".

Para ello emplean varias reglas que Rodríguez ha definido como "las cuatro ces", que son "cambios de significante, cambios de significado, cambios de código y cambios de registro".

Con estos cambios "los jóvenes llegan a lo contrario que la lengua oficial, en la que se busca lo elaborado, mientras que ellos buscan los peores 'ismos' que podamos imaginar, neologismos, extranjerismos o provincianismos".

Ha detallado que para realizar cambios en el significante se usan abreviaturas de dos sílabas de las palabras (bici, progre) pero "ya han llegado los monosilábicos del inglés", ha dicho (trans, grunge), y "también, cuando se usan tres sílabas, se rompe la linealidad" (gasofa, manifa).

Existe una "sufijación parasitaria" en la que "se tiende a lo que suena mal" (calceto) y a fenómenos como "la escritura lúdica" (PK2, BB+) o la "ortografía hiper-caracterizada y subversiva" (Amérika, poka, krisis).

Ha asegurado que los jóvenes, para cambiar los significados, recurren a "metáforas de lo opuesto" (El Palas por la cárcel), o en el caso del "lenguaje lésbico" llamar cruasán a una "chica bollo a la que le han puesto los cuernos".

El autor ha explicado que éste último ejemplo es uno de los que incluye en el diccionario gay-lésbico que presentará el mes próximo.

Otro de los recursos que emplean los jóvenes, ha afirmado, es el "cambio de código" en el que cogen palabras de otro idioma o de otro argot aunque "eso ya se hacía en los años sesenta, con palabras como parné, trena o mogollón, que del lenguaje más marginal pasaron al de los jóvenes de entonces".

"Ahora, recurren al inglés en busca de prestigio para sus palabras, pero es lo mismo que ya se hacía", ha insistido.

Dentro de la sesión de esta tarde en el congreso "El Español de los Jóvenes" el profesor de la Universidad de Málaga Antonio Moreno ha presentado la versión española del juego "Mi experto en vocabulario" que ha elaborado para las consolas Nintendo.

Este juego se basa en la "evidencia" de que los jóvenes, el público que más usa esas consolas "tiene deficiencias a la hora de expresarse" a pesar de que "existen más medios que nunca para comunicarse".

Cree que no se trata de un problema cualitativo "sino cuantitativo" ya que "el cuánto le ha ganado al cómo, se prima la efectividad de la comunicación frente a la corrección".

Así, con el objetivo de "motivar y educar" este juego plantea la posibilidad de aprender más palabras y formas correctas de expresión.