Jueves, 10 de Abril de 2008

La bolsa baja el 0,67 por ciento y cae a 13.500 puntos por el récord del euro y del petróleo

EFE ·10/04/2008 - 11:02h

EFE - Vista parcial de la Bolsa de Madrid.

La bolsa española perdió hoy el 0,67 por ciento y bajó hasta 13.500 puntos, afectada por la caída de las plazas europeas y los récords del euro y del petróleo.

En la tercera sesión consecutiva de pérdidas, el índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, bajó 91,10 puntos, equivalentes al 0,67 por ciento, hasta 13.507,90 puntos.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 0,67 por ciento; el Ibex Medium, el 1,03 por ciento y el Ibex Small Caps, el 1,25 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,575 dólares, las pérdidas fueron la mitad, ya que Milán cedió el 0,35 por ciento; París, el 0,32 por ciento; Londres, el 0,31 por ciento y Fráncfort, el 0,25 por ciento.

La bolsa española empezó la sesión con pérdidas moderadas y descendía hasta 13.500 puntos perjudicada por la caída de Wall Street en la víspera, de Tokio esta madrugada y de las plazas europeas por la mañana.

Tras aguantar casi dos horas sobre ese nivel, la caída de los grandes valores provocó que el mercado descendiera hasta el nivel de 13.350 puntos, con un recorte superior al 1 por ciento.

Mientras el mercado esperaba a la resolución que adoptaran el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo sobre los tipos de interés, la cotización del petróleo Brent registraba un nuevo máximo histórico en 109,98 dólares por barril, lo que influía en el euro, que también marcaba otro máximo en 1,591 dólares.

Ni la bajada de tipos en el Reino Unido un cuarto de punto, al 5 por ciento, ni el mantenimiento en el 4 por ciento de los tipos de interés en la zona euro por la elevada inflación influyeron en la bolsa, que discurría sobre el nivel de 13.350 puntos mientras aguardaba a la apertura de Wall Street.

Las ganancias del mercado neoyorquino, que se basaban en la mejora de las previsiones de resultados de algunas compañías (Wal Mart, Chevron y DuPont) y en el descenso de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en 53.000, hasta 357.000.

Wall Street ignoraba el aumento del déficit comercial estadounidense, lo que beneficiaba al euro, que bajaba a 1,575 dólares, y las palabras del secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, quien dijo que la economía se había desacelerado fuertemente.

Con la subida del 0,8 por ciento de la plaza neoyorquina al cierre español y la caída del Brent hacia 107 dólares, el mercado conseguía superar el nivel de 13.500 puntos.

De los grandes valores sólo subió Iberdrola, el 1,28 por ciento, en tanto que Repsol cedió el 0,5 por ciento; Banco Santander, el 0,46 por ciento; Telefónica, el 0,31 por ciento y BBVA, el 0,14 por ciento.

Las constructoras lideraron las pérdidas del Ibex: FCC cedió el 3,19 por ciento; Acciona, el 3,17 por ciento; Sacyr, el 2,81 por ciento, tras anunciar que venderá el 32,2 por ciento de Itínere a un precio que oscilará entre 4,14 y 5,1 euros, y Ferrovial, el 2,64 por ciento.

La empresa de soluciones para el desarrollo sostenible Abengoa sufrió el tercer mayor recorte del selectivo español al dejarse el 2,84 por ciento.

Por contra, las ganancias fueron cosa de las energéticas, ya que Iberdrola Renovables registró el principal avance del Ibex, el 2,63 por ciento, tras aumentar el 80 por ciento su producción eléctrica en el primer trimestre, seguida de su matriz, mientras que Red Eléctrica ganó el 1,06 por ciento y Gas Natural, el 0,7 por ciento.

La colocación en bolsa sentó mal a Itínere, que bajó el 26,40 por ciento, la mayor caída de la bolsa, seguida de los derechos de su ampliación de capital, que cedieron el 15,91 por ciento, mientras que Paternina logró el mayor ascenso, el 7,59 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajó una centésima, hasta el 4,29 por ciento.

En el mercado continuo se negociaron 4.776 millones de euros, de los que algo más de 1.400 correspondían a operaciones efectuadas por inversores institucionales.