Jueves, 10 de Abril de 2008

Bush anuncia una pausa en la reducción gradual de tropas en Irak a partir de agosto

Ayer mismo, el general David Petraeus, jefe militar de EEUU en Irak, recomendó ante el Senado que, después de julio, se haga un parón en el repliegue de soldados

EFE ·10/04/2008 - 17:59h

EFE - El presidente de Estados Unidos George W. Bush conversa con el general David Petraeus (izda).

El presidente de EEUU, George W. Bush, anunció una pausa, efectiva a partir de agosto y destinada a evaluar la situación, en la reducción gradual de tropas en Irak que se lleva a cabo este año.


En un discurso en la Casa Blanca, Bush aseguró que en los últimos meses los soldados estadounidenses e iraquíes han logrado "progresos significativos", aunque persisten problemas como la influencia iraní o la presencia de la red terrorista Al Qaeda en Irak.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció hoy una pausa, efectiva a partir de agosto y destinada a evaluar la situación, en la reducción gradual de tropas en Irak que se lleva a cabo este año.

 

Recomendaciones de Petraeus

En un discurso en la Casa Blanca, Bush indicó que ha aceptado las recomendaciones del comandante de las tropas estadounidenses en Irak, el general David Petraeus, y en julio se retirarán los últimos soldados de la "oleada" de 30.000 efectivos que ordenó hace quince meses.

Los soldados tendrán garantizado un año en territorio estadounidense


Tras esta retirada, el número de tropas desplegadas en Irak, actualmente 158.000, será un 25% menor que los que había el año pasado, afirmó el gobernante.Asimismo, el tiempo de despliegue de las unidades en Irak pasará de ser de los quince meses actuales a doce. Una vez que los soldados hayan regresado de servir un año en Irak, tendrán garantizado un año en territorio estadounidense, agregó Bush.

 

Progresos significativos

El presidente estadounidense indicó que en ese tiempo los soldados estadounidenses e iraquíes han logrado "progresos significativos", aunque persisten problemas como la influencia iraní o la presencia de la red terrorista Al Qaeda en Irak.

En este sentido, afirmó que "un Irak libre no tolerará las interferencias de militantes iraníes" e instó al gobierno de Teherán a elegir entre vivir en paz con su vecino o continuar sus intentos de desestabilización.

Si Irán "toma la decisión correcta, Estados Unidos le alentará a seguir por ese camino de la paz", pero si no, "protegeremos a nuestras tropas y nuestros intereses", afirmó.

El presidente estadounidense lanzó también un llamamiento al resto del mundo a "aumentar sus lazos con Irak", con el argumento de que "nos conviene un Irak estable y con éxito".

Noticias Relacionadas