Jueves, 10 de Abril de 2008

Una muestra del Albertina estudia el influjo del exilio en obra de Kokoschka

EFE ·10/04/2008 - 17:39h

EFE - El museo Albertina de Viena ha presentado hoy una exposición, con el nombre "Exilio y nuevo hogar" que indaga en la obra más tardía del pintor austríaco Oskar Kokoschka (1886-1980). En la imagen, el cuadro "Puente de Carlos" de 1934.

El museo Albertina de Viena presentó hoy una exposición que indaga en la obra más tardía del pintor austríaco Oskar Kokoschka (1886-1980) y en la influencia que el exilio tuvo en su arte.

Bajo el nombre "Exilio y nuevo hogar", la sala vienesa, que con 1.200 piezas posee una de las mayores colecciones del artista, exhibe en esta muestra 40 pinturas y 160 acuarelas y dibujos, creados después de su exilio en 1934, primero en Praga y Londres, y luego a partir de 1953 en Suiza.

Según destacó el Albertina en un comunicado emitido hoy, en esta etapa el estilo de Kokoschka se libera y gana confianza para desarrollar su propia vía creativa, independientemente de las tendencias de la época.

A partir de 1924, el pintor viajó frecuentemente por Europa, África y Oriente Medio, hasta que en 1934 emigró a Praga para huir de una guerra civil y del gobierno profascista de su país.

En 1938, tras ser incluido por los nazis en su listado de "artistas degenerados", Kokoschka se marchó al Reino Unido.

Tras la II Guerra Mundial, el pintor retomó sus viajes, una actividad que se refleja en algunas de las piezas expuestas en la muestra, como los paisajes de varias ciudades en las que vivió o que visitó, como Praga, Florencia o Londres.

La exposición, abierta al público a partir de mañana y hasta el día 13 de julio, también exhibe obras de temática política, como la serie de carteles "Ayudad a los niños vascos", creada en 1937 en plena Guerra Civil española.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad