Jueves, 10 de Abril de 2008

Los ganaderos anuncian que ampliarán los sabotajes a más empresas si sigue la bajada de precios

EFE ·10/04/2008 - 15:02h

EFE - Un grupo de ganaderos tiró hoy unos 50.000 litros de leche de camiones cisterna en varios puntos de Galicia en protesta por la reducción de los precios de la leche por parte de las envasadoras.

Los ganaderos que participaron en el vaciado de los camiones aljibes de la envasadora lucense Leche Río aseguraron hoy a Efe que están dispuestos a proseguir con los sabotajes, pero no centrarlos sólo en una empresa porque todas están haciendo lo mismo, que es bajar el precio de la leche en origen.

En este caso, Leche Río comunicó que su deseo es pagar entre los 39/40 céntimos, es decir, reducir 10 céntimos el litro de leche recogido en marzo pasado y que se abonará a los ganaderos en abril.

Por esa razón unos 50.000 litros de leche que se encontraban en camiones cisterna de la envasadora lucense aparcados en Frades y Mesías (A Coruña), Guntín (Lugo) y Silleda (Pontevedra) han sido vaciados por los ganaderos durante la mañana en protesta por la reducción de los precios.

Los ganaderos declararon que esta movilización en diferentes puntos de la Comunidad está orquestada entre ellos a través del boca a boca, y anunciaron que lo que sucedió hoy es sólo el principio de lo que puede pasar en el futuro.

En cada uno de estos hechos participaron entre 15 y 20 ganaderos que realizaron el derrame de la leche con las caras cubiertas con bufandas y pasamontañas con objeto de que no fueran identificados.

En cada uno de los vehículos se rotuló la palabra "ladrón" o esta es "la "primera vez pero volveremos".

Los ganaderos, que no han querido identificarse, manifestaron a Efe que harán lo mismo a otras envasadoras que están reduciendo sensiblemente los precios y subrayaron que la envasadora lucense trae cada día cinco camiones aljibes con leche procedentes de Francia.

Un productor, propietario de 70 cabezas de ganado y con una cuota anual de 380.000 litros, declaró a Efe que la situación no se sostiene y subrayó que las diferencias de unas envasadoras a otras en el pago son en Galicia mínimas, mientras que el gasóleo, el pienso cereal o el mineral para abonar los pastizales doblan los precios del pasado año por estas fechas.

Si antes un saco de pienso nos costaba 10 euros, ahora lo estamos pagando a 21, puntualizó, y dijo que otro tanto sucede con el gasóleo, los abonos y un largo etcétera de gastos que tienen los ganaderos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad