Jueves, 10 de Abril de 2008

El Reino Unido se queda pequeño para el Festival de Edimburgo

El programa de la próxima edición del encuentro de artes escénicas, con el título 'Artistas sin fronteras', ha sido presentado en Sarajevo

ZORAN PIROLIC (EFE) / PÚBLICO.ES ·10/04/2008 - 14:11h

El Reino Unido se ha quedado pequeño para el prestigioso Festival Internacional de Edimburgo. Su próxima edición, presentada hoy en Sarajevo, reúne un programa dedicado a la exploración de las fronteras físicas y psíquicas.

En el acto de presentación, la directora del certamen, Joanna Baker, declaró que la próxima edición de este festival de teatro, ópera, baile y música llevará por título Artistas sin fronteras-El festival para Europa en la evolución.

El certamen, que se celebrará del 8 al 31 de agosto, tratará de mostrar una mirada a las fronteras físicas y psíquicas de toda Europa, dijo Baker.

"Las fronteras se trazan en diferentes sentidos y no son sólo políticas y geográficas"

"Hoy en Europa, las fronteras se trazan en diferentes sentidos y no son sólo políticas y geográficas, sino culturales, sociales, incluso religiosas", indicó la directora.

Según Baker, Sarajevo es "un lugar especial" y ha sido elegido como el primer sitio fuera del Reino Unido en el que se ha presentado el Festival Internacional de Edimburgo.

Cuatro disciplinas, más de diez países 

En los numerosos programas teatrales, musicales, de ópera y de baile que ofrece el certamen, participarán, entre otros, artistas procedentes de Polonia, Estonia, Hungría, Rumanía, Bosnia, Georgia, Turquía, Líbano, Israel y Palestina.

En el apartado de danza, según Baker, cabe destacar la aportación del ballet estatal de Georgia, con la primera bailarina Nina Ananiahvili, que interpretará Giselle.

Además, la Batsheva Dance Company de Israel, con Deca Dans 2008, y la compañía de danza contemporánea australiana Chunky Move llevarán al escenario un espectáculo de baile y efectos especiales titulado Mortal Engine.

Asimismo, el Teatro Nacional Palestino mostrará la obra Jidaruya, de Mahmoud Darwush, en la que se trata de invitar al espectador a reflexionar sobre la mortalidad.

El director de cine iraní Abbas Kiarostami participará también con una instalación, que incorpora videocreación, Viendo Ta'zieh, en el que el público interactuará con la música ceremonial persa ta'zieh.

Enemigo de clase 

También, por primera vez, el Festival de Edimburgo llevará a escena una obra de teatro de la antigua Yugoslavia Enemigo de clase, dirigida por Haris Pasovic, uno de los nombres más destacados del teatro bosnio.

La obra, basada en la obra del mismo título de Nigel Williams, narra la vida de los jóvenes en Sarajevo después de la devastadora guerra.

El director de escena Pasovic traslada en su pieza los suburbios del sur londinense de los años setenta al Sarajevo de 2007, en el que la tasa del crimen aumentaba entre los jóvenes que habían perdido su fe en el futuro.

Antes de la guerra (1992-1995), Sarajevo albergaba una de las escenas de teatro más vivas y desafiantes de la antigua Yugoslavia, con obras interesantes y destacados actores y directores, muchos de los cuales abandonaron la capital bosnia.

"¡Eso es fantástico!. En sólo tres años hemos alcanzado el auge del teatro mundial, es casi inconcebible"

"¡Eso es fantástico!. En sólo tres años hemos alcanzado el auge del teatro mundial, es casi inconcebible", declaró hoy un alentado Pasovic, quien fundó en 2005 su teatro East West en Sarajevo.

En los últimos años, la escena de teatro en Sarajevo ha revivido con la aparición de artistas jóvenes y con el ascenso del festival de teatro experimental MESS, en la que se muestran obras de todos los puntos de Europa.

Pasovic anunció hoy que habrá cuatro representaciones de Enemigo de clase, del 20 al 23 de agosto, en el prestigioso Royal Liceum Theatre de Edimburgo y en otras tres ciudades escocesas.