Miércoles, 9 de Abril de 2008

La Fiscalía investiga a un senador de Berlusconi por su relación con la mafia calabresa

El político sospechoso fue presidente de la Comisión de Defensa del Congreso y es un maestro del transfuguismo

MAR CENTENERA GARÇON ·09/04/2008 - 19:28h

Una peluquera retoca los injertos de pelo de Berlusconi antes de un programa.

El senador Sergio de Gregorio pasó de los brazos de Silvio Berlusconi a los de Romano Prodi en 2006 y ha vuelto bajo el regazo del magnate conservador para las elecciones del 13 y 14 de abril. Conocida su pericia para arrimarse a quien más pueda beneficiarle, a pocos ha extrañado en Nápoles, su tierra natal, que la Fiscalía de Calabria le haya abierto una investigación por asociación mafiosa.

"¡Claro que le conozco! Es una manzana podrida pero tiene tantos padrinos que no le pasará nada", dice indignado el dueño de un pequeño café poco después de verle en el telediario. La Fiscalía le acusa, esta vez, de actuar como agente de la Ndrangheta -la mafia calabresa- para la compra de propiedades inmobiliarias en Reggio Calabria. Anteriormente el senador ha sido investigado por blanqueo de dinero para la mafia y malversación de fondos por valor de 700.000 euros.

Los fiscales aseguran que ahora hay pruebas sólidas contra De Gregorio: policías de paisano grabaron con una cámara de vídeo, desde la mesa contigua, la cena que mantuvo con empresarios y mafiosos en un restaurante de la capital calabresa. El acusado negó todos los cargos: "Estoy desconcertado y, al mismo tiempo, convencido de que no debo pagar un precio político por haber participado en una reunión cordial con aliados del partido".

Cambios de chaqueta 

De Gregorio fue miembro del partido de Berlusconi, durante 10 años. Il Cavaliere no le quiso como candidato en 2006 y se unió a la coalición de centroizquierda de Romano Prodi, llegando a presidir la Comisión de Defensa del Senado. Sin embargo, su flechazo con los progresistas fue breve y a los pocos meses anunció su retirada de la formación.

La apertura de una investigación a De Gregorio ocurre mientras sigue en marcha una de las mayores operaciones policiales de los últimos años contra la Ndrangheta. Mientras la mafia calabresa cometía ayer su último asesinato -el sexto en lo que va de mes-, la Policía anunció nuevos arrestos, que se suman a los casi 50 realizados esta semana.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad