Miércoles, 9 de Abril de 2008

Tras el rechazo de las FARC, Francia debe reconducir las gestiones por Betancourt

EFE ·09/04/2008 - 05:50h

EFE - El avión de la misión humanitaria organizada por Francia para la liberación de la rehén de las FARC Ingrid Betancourt, que llegó el pasado 3 de abril a Bogotá, permanece, el pasado 6 de abril, estacionado en la base aérea militar de Catam de la capital colombiana.

Francia anunció hoy que no cejará en su empeño por la liberación de Ingrid Betancourt, después de que las FARC rechazaran la misión humanitaria enviada a Colombia hace una semana para tratar de contactar con esa guerrilla y acceder a la rehén colombo-francesa y otros cautivos enfermos.

"Vamos a continuar de una forma u otra (...), nos obstinamos", dijo el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, quien avanzó que viajará a la región "en un futuro bastante próximo" para "una misión que sin duda será diferente" de la que acaba de fracasar.

El ministro francés no precisó cuándo viajará, ni tampoco qué pistas explora para tratar de conseguir la liberación de Betancourt, rehén desde hace más de seis años y una prioridad del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, desde su acceso al cargo, en mayo de 2007.

Tampoco se ha precisado el momento exacto de la vuelta a Francia de la misión humanitaria organizada conjuntamente con España y Suiza, que llegó a Bogotá el pasado jueves en un avión medicalizado y quedó varada allí a la espera de una respuesta de las FARC.

La guerrilla anunció el martes en un comunicado que la misión liderada por Francia "no es procedente" porque no fue concertada previamente con las FARC, y que consideró "el resultado de la mala fe" del presidente colombiano, Álvaro Uribe, hacia el Elíseo.

La jefatura de la guerrilla cargó contra Uribe al señalar que con la muerte del número dos de las FARC, Raúl Reyes, en una operación militar en territorio ecuatoriano el pasado uno de marzo, hirió "de muerte la esperanza del acuerdo humanitario" para el canje de rehenes por guerrilleros presos.

Para negociar ese intercambio de unos 40 cautivos, incluida Betancourt, por 500 guerrilleros presos, las FARC exigen a Uribe que desmilitarice los municipios de Pradera y Florida, lo que rehúsa el Gobierno colombiano.

Ante el rechazo de las FARC a la misión médica, que ha causado una "profunda decepción" de Sarkozy y de familiares de Betancourt, París anunció el martes la próxima salida de Bogotá del grupo y el también futuro viaje de Kocuhner a la región para "reevaluar la situación" con los dirigentes de los países más implicados.

"Todos los miembros de la misión debería estar próximamente de vuelta a Francia", dijo hoy la portavoz del Ministerio francés de Exteriores, sin más precisiones.

Tampoco las dio sobre el viaje de Kouchner para iniciar "una concertación en profundidad con los interlocutores que pueden ayudar a avanzar hacia una solución humanitaria".

Se da por supuesto que el ministro visitará al menos Colombia y Venezuela, dado el papel clave que el presidente venezolano, Hugo Chávez, tuvo en la liberación por las FARC de seis rehenes en enero y febrero pasados y sus contactos con la guerrilla.

"Exploramos todos los caminos posibles para obtener la liberación de los rehenes", se limitó a decir la portavoz gala de Exteriores.

En una rueda de prensa cuando aún no había trascendido el "no" de las FARC, Kouchner había declarado el martes que si la misión fracasaba habría que inventar "otra cosa" y pasar "por otro camino".

"Hay que repensar la estrategia" y "reflexionar sobre nuevas pistas de trabajo", dijeron a Efe fuentes francesas.

Los allegados de Betancourt han vivido el rechazo de las FARC como un nuevo golpe.

Es "una inmensa decepción que las FARC no hayan respondido a la mano tendida" de Francia, España y Suiza, declaró hoy a Efe el ex marido de la rehén y padre de sus dos hijos, Fabrice Delloye, que expresó su agradecimiento a los tres países el envío de la misión.

Este rechazo es "aún más duro" por cuanto en su nota las FARC no informan del estado de salud de la cautiva, después de haber enviado mensajes sobre su "gravedad", agregó.

Delloye dijo que ante el lenguaje "autista" de la guerrilla, que no ve que si quiere dejar de ser considerada terrorista y ser vista como beligerante deben hacer "los gestos que se imponen", la "única esperanza" es volverse hacia el presidente colombiano.

Abogó por que "todos" los jefes de Estado le digan a Uribe que con su apoyo acepte negociar con las FARC en Pradera y Florida, donde podrían desplegarse observadores o una fuerza internacional de paz para "resolver cuanto antes esta crisis".

Por su parte, Astrid Betancourt, hermana de la rehén, instó a "restablecer un clima de confianza" para permitir la negociación del acuerdo humanitario a la que las FARC dejan "la puerta abierta".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad