Miércoles, 9 de Abril de 2008

Polonia crea un plan para favorecer el regreso de los emigrantes

Dos años después de la polémica migratoria con Francia, el Gobierno polaco activa un plan para favorecer el retorno de los trabajadores en el extranjero

EFE ·09/04/2008 - 12:24h

El cartel de Turismo de Polonia que aprovechó la polémica del fontanero polaco para promocionar el país.

El fontanero polaco vuelve a casa. El Gobierno de este país pondrá en marcha en mayo el Plan Retorno, un conjunto de medidas fiscales y laborales para facilitar el regreso de los más de 1,2 millones de emigrantes polacos repartidos por Europa, que el Ejecutivo quiere que vuelvan para que participen en la recuperación económica del país.

Los inmigrantes polacos fueron protagonistas de la actualidad europea y mundial en 2006. En Francia, los detractores de la Constitución europea, vencedores del referéndum celebrado a finales de mayo en Francia, aseguraban que la Carta Magna favorecería, entre otros aspectos, la entrada masiva de mano de obra barata en el país, lo cual perjudicaría a los trabajadores nacionales. Como ejemplo, siempre se citaba el mismo: el amenazador fontanero polaco.

La cosa no acabó ahí. Aprovechando el tirón de la polémica migratoria, los responsables de Turismo en Varsovia colocaron en su página en Internet la imagen de un apuesto obrero rubio y musculoso con un sugestivo lema: "Yo me quedo en Polonia. Vengan todos".

Su fotografía fue reproducida en la prensa francesa y Piotr Adamski, que en la vida real no es fontanero sino modelo profesional, fue presentado a la prensa en París, algo aturdido por el éxito logrado.

Destino preferido: las islas británicas 

La mayoría de los emigrantes polacos, con una edad media de 26 años, residen en el Reino Unido e Irlanda, donde forman una importante comunidad que, al mismo tiempo, priva a Polonia de una fuerza laboral joven y preparada.

El Plan Retorno ideado por el Ejecutivo supondrá la creación de servicios especiales cuya misión será facilitar los trámites burocráticos necesarios para el regreso, como empadronamientos, convalidación de documentos y un régimen fiscal especial para los retornados.

El programa prevé también la puesta en marcha de una página web y de oficinas en diferentes países de la Unión Europea (UE), donde se informará de las facilidades para volver a Polonia y se gestionarán ofertas de trabajo.

Inicialmente estas oficinas se abrirán en Dublín y Londres, y en el futuro también se extenderán a otros países como Francia, Italia, España, Holanda, Alemania y Noruega.

El gobierno asistirá a las familias emigrantes con hijos escolarizados fuera de Polonia, a los que facilitará su reingreso en el sistema escolar polaco con clases especiales de lengua, literatura y cultura.