Miércoles, 9 de Abril de 2008

La construcción y el inmobiliario hacen aumentar las insolvencias judiciales

El sector de la construcción sumó el 38,4% del total de las insolvencias judiciales presentadas a lo largo del primer trimestre

EP ·09/04/2008 - 11:51h

Las insolvencias judiciales registradas durante el primer trimestre de 2008 aumentaron un 74,2% frente al mismo periodo de 2007, y se concentraron en el sector de la construcción, los servicios inmobiliarios y su industria auxiliar, según los datos recogidos por Crédito y Caución a partir de lo publicado en el BOE.

A lo largo del primer trimestre de 2008 se registraron 406 nuevos procesos concursales en toda España. El sector de la construcción sumó el 38,4% del total de las insolvencias judiciales presentadas a lo largo del primer trimestre. Casi la mitad de éstas corresponden a empresas de construcción y el resto se reparten entre los sectores y subsectores relacionados con esta actividad.

Dentro de la construcción, el ajuste no está afectando a todas las ramas de actividad por igual. Algunos de sus subsectores más especializados, como la industria del vidrio, cemento, fibrocemento, abrasivos, pavimentos de edificios, revestimientos e impermeabilización, pintura y barnizado, o perforaciones no presentan ninguna insolvencia judicial entre las 406 registradas.

La industria auxiliar también se ve afectada 

Lo mismo ocurre en otros sectores de la industria auxiliar como la maquinaría de construcción y obras públicas, de cerámica, o de vidrio; instalación de toldos, de abastecimiento de aguas, de gas, o anti-incendios; tubos aisladores, acondicionadores de aire, parquet, mamparas, persianas y cierres, metalurgia del aluminio o estructuras de forjado.

El incremento de los procesos concursales no se ha trasladado de forma significativa a otros sectores. Los datos del primer trimestre confirman las previsiones de un repunte de la concursalidad en 2008 y señalan la posibilidad de asistir a un posible cambio en las estrategias de las empresas de mayor tamaño que, hasta ahora, no han acudido a este tipo de procedimientos.

A lo largo de los próximos trimestres, la evolución de las insolvencias judiciales seguirán ligadas al proceso de ajuste en la construcción. Estas empresas deberán adoptar herramientas preventivas y de 'credit management' que les permitan identificar las oportunidades de crecimiento rentable en un escenario con mayores tasas de impago.