Martes, 8 de Abril de 2008

Galicia detecta un posible nuevo caso por el mal de las ‘vacas locas’

Soria asegura que no existe riesgo en comer carne porque la infección se produjo hace años

VANESSA PI / AGENCIAS ·08/04/2008 - 22:05h

La Consejería de Sanidad de Galicia reconoció ayer que “sospecha” de un nuevo caso en Lugo de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob derivada del conocido como mal de las vacas locas. Las autoridades sanitarias ya advirtieron el lunes de esta posibilidad. El ministro de Sanidad en funciones, Bernat Soria, reiteró ayer un mensaje de tranquilidad: “Estamos viviendo las consecuencias de una infección que se produjo hace años”.

La presunta nueva víctima de la enfermedad es un hombre que está ingresado en un hospital de Lugo, donde se le está sometiendo a diferentes pruebas para determinar su dolencia, según aseguró la Consejería a Público.

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob sólo se puede diagnosticar con total seguridad cuando el paciente ya ha muerto, aunque en Inglaterra ya se usa un método que afina bastante el diagnóstico con el paciente vivo: la biopsia de las amígdalas. Hace dos años murió en Madrid una supuesta víctima del mal de las vacas locas y sólo la autopsia descartó que padeciera esa dolencia.

Mensaje tranquilizador

Las autoridades sanitarias de la Xunta de Galicia explicaron que cada año se estudian en España unos 100 posibles casos del mal de las vacas locas en humanos. La gran mayoría resulta no serlo. Hasta ahora sólo se han confirmado tres: la mujer y el hombre que fallecieron en diciembre y febrero pasados en León, y la mujer que murió en Madrid en 2005.
Soria insistió en que “no hay ningún problema, ni alimentario ni de salud pública”. También la Xunta aseguró que el riesgo de consumo de carne “es cero”. Los dos fallecidos en León y el posible caso en Lugo se habrían infectado antes de 2001, cuando España empezó a aplicar los controles de seguridad.

Los primeros síntomas de la enfermedad tardan de cinco a diez años en aparecer. El doctor que atendió al hombre de 41 años muerto en febrero en el Hospital Clínico de Salamanca explicó que costó “mucho diagnosticarlo, porque es un caso excepcional”. Y afirmó que “debía de ser un gran consumidor de carne y vísceras”. La otra víctima conocida el lunes, la mujer de 50 años que murió en diciembre, vivió hace una década en el Reino Unido, informa Justino Sanchón. En este país, donde se detectó la enfermedad en 1986, ya han muerto 163 personas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad