Martes, 8 de Abril de 2008

Películas fabricadas con CO2

Dos estudios científicos proponen reutilizar el dióxido de carbono emitido por la industria para fabricar DVD

MANUEL ANSEDE ·08/04/2008 - 23:50h

En 2007 se emitieron en el mundo varios miles de millones de toneladas de dióxido de carbono. Al tiempo, se fabricaron unos 6.500 millones de DVD. En la confluencia de estas dos magnitudes podría encontrarse el futuro del planeta o, al menos, un nuevo intento por frenar su calentamiento. Según dos estudios presentados ayer en la reunión anual de la Sociedad Química de EEUU, el CO2 capturado en las chimeneas de las centrales térmicas puede convertirse en una materia prima adecuada para la fabricación de DVD, botellas y otros productos realizados con policarbonatos.

El investigador Thomas E. Müller, de la Universidad Técnica RWTH de Aquisgrán (Alemania), propone un proceso -tan complejo como su nombre: síntesis de dimetilcarbonato por carbonilación directa del metanol- para fabricar policarbonato.

A juicio de Müller, el CO2, principal responsable del actual cambio climático, es una sustancia fácilmente disponible, especialmente si se secuestra en las industrias que queman carbón u otros combustibles fósiles. "Además, es muy barato. Si logramos sustituir otras materias primas más caras por CO2, conseguiremos una fuerza motriz de la economía", asegura.

Según Müller, la síntesis de policarbonatos mediante CO2 tiene múltiples salidas comerciales, como la fabricación de gafas de sol y faros de automóvil, además de los mencionados discos compactos y envases para refrescos. "Como los policarbonatos se producen a gran escala, su reutilización implicaría un recorte de las emisiones de millones de toneladas de CO2", sostiene el investigador.

"Este método no resolverá todo el problema del dióxido de carbono, pero puede ser una aportación significativa", apostilla el científico.
En la misma reunión de químicos, un equipo de científicos japoneses ha presentado un nuevo método para transformar CO2 en carbonatos y uretanos, útiles como plásticos o componentes de baterías. Además, según Toshiyasu Sakakura, del Instituto de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada de Japón, este proceso químico puede reducir el impacto medioambiental de la industria.

Adiós a un arma química

Habitualmente, los carbonatos y uretanos se sintetizan a partir del fosgeno, un componente químico altamente tóxico -en la I Guerra Mundial se utilizó como arma química- empleado para fabricar plásticos y pesticidas. Pero el método de Sakakura sustituye el fosgeno por el inocuo CO2.

En opinión de ambos investigadores, sus proyectos no son ciencia ficción y los consumidores podrán utilizar DVD fabricados a partir de CO2 antes de lo que imaginan. "Yo diría que es una cuestión de años", vaticina Müller.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad