Martes, 8 de Abril de 2008

Empieza la carrera del uso del móvil en el aire

Las aerolíneas españolas lo tienen “en fase de estudio”

GLÒRIA AYUSO ·08/04/2008 - 20:07h

Las compañías aéreas españolas han comprobado que no pueden competir mediante una la guerra de precios, pero sí en la oferta de servicios. En este otro flanco, el uso del móvil en el aire es básico, sobre todo para captar al pasajero de negocios. La Comisión Europea dio el lunes luz verde al uso de celulares a bordo. Las aerolíneas empezaron antes a estudiar cómo implantarlo.

Iberia ya ofrece la posibilidad de comunicarse en vuelos de largo radio desde teléfonos que hay instalados en el avión. La comunicación se realiza vía satélite. "Mantenemos contactos con las compañías operadoras de telefonía móvil para incluir la posibilidad de que los pasajeros puedan hablar desde su propio teléfono", explica un portavoz de la compañía, que está interesada en ofrecer el servicio. Una de las posibilidades es que las propias operadoras asumieran parte del coste de instalar el sistema que hace posible la cobertura desde el aire.

Aún están por concretar cuáles serán las tarifas que ofrecerán las operadoras. Para poner el marcha el servicio, también es necesario instalar un aparato de recepción en los aviones que por el momento deben costear las líneas aéreas, algo que no todas por el momento se pueden permitir.

Precio elevado

El aparato que permitirá a los usuarios conectarse desde el avión vía satélite con las redes terrestres de las operadoras tiene un precio de unos 200.000 euros. Su instalación, otros 100.000. "El avión debe estar en el hangar siete días", explica el director general de Clickair, Álex Cruz. Para esta compañía, esto supone un coste adicional importante, puesto que los aviones están la mayor parte del tiempo volando. No hacerlo en una semana significa costos adicionales de medio millón de euros para Clickair. Todos los gastos deberían multiplicarse por 24, el número de aeronaves de Clickair.

Otro aspecto que contempla la aerolínea es que el sistema que se debe instalar supone un mayor gasto de combustible. "Puede llegar a 200.000 euros más al año", asegura Cruz. El director general es partidario de "esperar" para observar el buen funcionamiento del servicio de telefonía en el aire.

Spanair tiene la intención de instalarlo. Aunque "los costes son elevados, se requiere una gran inversión que por el momento corre toda a cargo de la aerolínea", explican desde la compañía.

Vueling no está estudiando la posibilidad. La compañía está en proceso de fusión con Clickair. La delantera la lleva en Europa Air France, que ya está haciendo pruebas en vuelos. La Comisión Europea permite el uso del móvil siempre que el vuelo alcance los 3.000 metros de altura. Bruselas no interviene por el momento en la imposición de tarifas.

Su objetivo es crear una ventanilla única en la que las aerolíneas puedan solicitar permiso de acceso a todos los operadores europeos. Otra historia será la de la convivencia a bordo, una vez se pueda hablar por el móvil. "Deberán establecerse unas normas de uso para hacer compatible el servicio con el bienestar de los pasajeros", subraya Iberia. Largas conversaciones o llamadas en ciertos momentos pueden molestar al vecino.