Martes, 8 de Abril de 2008

Rajoy reclama mejorar la Administración de Justicia y no sólo renovar el CGPJ

EFE ·08/04/2008 - 12:49h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en el debate de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno en la que ha anunciando que su grupo votará negativamente esa investidura, esta tarde en el Congreso de los Diputados.

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha reclamado hoy al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un "conjunto amplio de medidas" para resolver los problemas de la Justicia, más allá del único asunto que, según él, preocupa a los socialistas: La renovación del CGPJ.

En su intervención ante el pleno del Congreso para fijar la posición del PP ante la investidura de Zapatero, Rajoy le ha recordado que los problemas de la Administración de Justicia se están manifestando "con la máxima crudeza", y ha mencionado las "consecuencias negativas" de la huelga de funcionarios que, ha dicho, "van a tardar meses o años en repararse".

Al mismo tiempo, sobre los supuestos errores judiciales en el caso del presunto autor del asesinato de la niña Mari Luz Cortés, ha advertido de la "creciente alarma social" que están generando los "fallos en cadena" del sistema judicial.

"¿Qué quiere que le diga del espectáculo que ofrece la administración de Justicia? -ha espetado Rajoy al candidato socialista- No sé si esto le preocupa o lo único que le inquieta es la renovación del Poder Judicial".

Para el dirigente del PP, no sólo se trata de resolver la renovación del Consejo General del Poder Judicial, para la que Zapatero ha pedido consenso, sino de "un conjunto amplio de medidas de toda índole para resolver problemas mucho más profundos".

En este sentido, ha afirmado que es preciso "dotar a la administración de Justicia de los recursos materiales y tecnológicos precisos" porque "no se entiende que en pleno siglo XXI la Justicia opere materialmente como si estuviéramos en el siglo XIX".

También ha subrayado que no es comprensible que no haya mecanismos para garantizar el cumplimiento de sentencias y ha abogado por "adaptar las leyes a situaciones que exigen una mayor severidad en el tratamiento penal y penitenciario de aquellos individuos que representan mayor peligro para la sociedad".