Martes, 8 de Abril de 2008

EEUU condena el anuncio de una nueva instalación de centrifugadoras en Irán

EFE ·08/04/2008 - 10:35h

EFE - El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

Estados Unidos ha condenado el anuncio hecho hoy por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, de la supuesta instalación de 6.000 nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio en la planta de Natanz, y la ha calificado como una "violación de sus obligaciones internacional".

El embajador de EEUU ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Gregory Schulte, señaló hoy en Viena que la actitud de Teherán "demuestra la clara intención de violar más todavía las exigencias del Consejo de Seguridad (de la ONU)".

El anuncio de hoy "refleja el rechazo (iraní) a responder a las preocupaciones internacionales. Esta actitud no le ha aportado a Irán respeto internacional, sino más bien creciente censura y sanciones", afirmó el diplomático.

"Negociación y no escalada, es el mejor camino al respecto internacional y la seguridad regional" de Irán, agregó.

En un comunicado, emitido en la capital austríaca, Schulte asegura que Irán debería "cumplir con sus obligaciones internacionales y aceptar la oferta de junio 2006 de Europa, Rusia, China y Estados Unidos".

En esa oferta, las potencias mundiales le ofrecen a Irán importante incentivos tecnológicos, políticos y económicos a cambio de suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

Según Schulte, eso "le daría a Irán lo que sus líderes dicen querer: energía nuclear, tecnología de último nivel y acceso asegurado a combustible nuclear".

Ahmadineyad indicó hoy que su país está iniciando la instalación de 6.000 centrifugadoras de nueva generación para el enriquecimiento de uranio en Natanz, en el centro del país.

Irán dispone desde ahora de unas 3.000 centrifugadoras para la producción de uranio enriquecido, una materia prima especialmente delicada, debido a su posible doble uso, civil y militar.

Por eso, la comunidad internacional, tanto el Consejo de Seguridad de la ONU como la Junta de Gobernadores del OIEA, exigen de Irán la suspensión de su programa de enriquecimiento de uranio, como medida de creación de confianza.

Irán, sin embargo, insiste en que su programa es pacífico, y dice que a la larga desea instalar 50.000 centrifugadoras en Natanz, para producir uranio enriquecido a nivel industrial para la fabricación posterior de combustible nuclear.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad