Martes, 8 de Abril de 2008

Stephen King carga contra la prohibición de juegos violentos

Un proyecto de ley en Massachusetts persigue prohibir la venta de videojuegos violentos a los menores de 18 años

Reuters ·08/04/2008 - 12:15h

Mike Segar / Reuters - Stephen King junto a su esposa en una fotografía de archivo de 1999 en Nueva York.

El escritor de novelas de terror Stephen King ha criticado los planes de un estado de Estados Unidos de prohibir los videojuegos violentos, diciendo que tal decisión sería antidemocrática y que dependía de los padres controlar lo que hacen sus hijos en sus ratos de ocio.

King, en una columna que escribe en Entertainment Weekly, cuenta que no es aficionado a los videojuegos, pero que se indignó cuando se enteró de que un proyecto de ley en Massachusetts podría prohibir la venta de juegos violentos a los menores de 18 años.

"Lo que me vuelve loco es que los políticos asuman el papel de padres" 

"Lo que me vuelve loco es que los políticos asuman el papel de padres sustitutos. El resultado es habitualmente desastroso. Por no decir antidemocrático", escribió King.

La iniciativa llega en medio de un creciente debate en Estados Unidos, Reino Unido y Australia sobre la prohibición de los juegos violentos. Las autoridades británicas e irlandesas prohibieron el año pasado el videojuego "Manhunt 2", en el que un fugitivo perturbado lleva a cabo una matanza.

El dilema sigue siendo si este tipo de entretenimiento lleva a un comportamiento violento.

King, cuyas historias como El resplandor o Carrie han sido llevadas a la gran pantalla, dijo que le parecía que los juegos sólo reflejan una violencia que ya existe en la sociedad.

"Lo que realmente me perturba es lo ansiosos que están los políticos de usar la cultura popular como cabeza de turco. Es fácil para ellos, incluso tiene algo de diversión, porque la cultura se expresa a voces", añadió.

Señaló que ya había un sistema de clasificación para los videojuegos y que prohibirlos no tenía sentido porque si los más jóvenes querían hacerse con ellos, encontrarían la forma.

La prohibición más eficaz es que los padres se vigilen lo que los niños ven y leen

King argumentó que la creciente división entre ricos y pobres y las leyes de armas del país contribuían más al comportamiento violento que los videojuegos.

El autor indicó que la prohibición más eficaz era que los padres que se preocupen de sus hijos vigilen lo que los niños ven y leen, lo que hacen o con quién salen.

"Los padres tienen que tener las agallas para prohibir el material que encuentren censurable y luego explicar por qué lo prohíben", dijo.

Noticias Relacionadas