Martes, 8 de Abril de 2008

Las asociaciones de jueces advierten de que si no se reforma la Justicia persistirán los riesgos

EFE ·08/04/2008 - 14:17h

EFE - En la imagen, Juan José Cortes e Irene Suárez (en el centro de la imagen), los padres de la pequeña Mari Luz Cortés, la niña de cinco años cuyo cadáver apareció en la ría de Huelva 54 días después de su desaparición, durante el entierro de la niña.

Las asociaciones de jueces y magistrados Francisco de Vitoria, Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente han advertido hoy de que existe un "grave riesgo de error y retraso" en la tramitación de los asuntos judiciales, por lo que es necesario acometer una "auténtica" reforma de la Justicia.

En un comunicado conjunto, las citadas asociaciones judiciales apelan a una modernización de la Justicia como la "verdadera asignatura pendiente" de la democracia española, ya que son muchos los órganos judiciales que están sometidos a una carga de trabajo "extraordinaria".

Además, denuncian que en muchos destinos existe "una patente falta de personal", siendo la cobertura de plazas vacantes "irregular, tardía" y atendida con personal "no cualificado".

En este sentido, consideran "imprescindible" dotar a los órganos judiciales de medios materiales modernos, especialmente informáticos, tal y como ya existen en otros ámbitos de la Administración, por ejemplo, en la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

Ante los hechos acaecidos a raíz del asesinato de la niña Mari Luz, las citadas asociaciones recuerdan que los jueces y magistrados españoles están sujetos a un régimen de responsabilidad penal, civil y disciplinario "debidamente regulado" en las leyes y que deriva del principio de la responsabilidad, que es uno de los elementos fundamentales del Estatuto del Juez.

Al mismo tiempo, subrayan que el Consejo General del Poder Judicial tiene encomendadas las funciones relativas al régimen disciplinario de Jueces y Magistrados, por lo que es a este órgano de gobierno a quien corresponde adoptar las decisiones adecuadas en esta materia, las cuales deben ser "enteramente" respetadas "sin interferencia alguna".

"Ese mismo respeto a la actuación del Consejo General del Poder Judicial debería exigirse a los representantes políticos", agrega el comunicado, que apela a la "responsabilidad" de éstos "evitando imputaciones precipitadas de culpabilidad y permitiendo que la depuración de responsabilidades, en su caso, se desarrolle a través del procedimiento oportuno y con todas las garantías".